Los archivos en la Nube y la importancia de sus fechas

Shares

Cuando se manejan archivos de cualquier tipo, todos los sistemas, incluidas las cámaras digitales, se encargan de grabar sobre ellos tres fechas fundamentales:

Creación: indica cuando se ha creado el archivo en el sistema.

Modificación: indica cuando se modificó el archivo independientemente del sistema dónde se creó.

Ultimo acceso: en que momento  hemos accedido al archivo.

El sistema de fechas de los archivos en muy importante porque nos permite conocer al instante cuando hemos actuado sobre un archivo. Es sencillo de entender y de manejar, siempre que sólo se usen los archivos en el propio ordenador.

Cuando los archivos se suben a la Nube las cosas pueden complicarse un poco.

El almacenamiento en la Nube se puede realizar desde cualquier ubicación geográfica a nivel mundial, hasta aquí nada nuevo. Por poner un ejemplo, desde Chicago o desde Madrid.

Como cada usuario puede subir archivos a la Nube desde cualquier sitio existirán diferencias horarias. Cada usuario tendrá la fecha de su ordenador configurada con la hora local. Si un usuario sube sus archivos desde Chicago, entonces, lo hace desde un  ordenador que  tendrá 6 horas menos que en Madrid. De esta forma si dos usuarios modifican un archivo en el mismo instante, el archivo de Chicago tendrá una fecha de modificación con 6 horas menos que el de Madrid.

Una vez que estos usuarios suben sus archivos a la Nube, lo que ocurre es que nuestro amigo de Madrid verá que el archivo de su compañero en Chicago fué modificado hace 6 horas. Esto es un error, porque en realidad lo acaba de cambiar hace tan sólo unos segundos.

Pues lo anterior, es lo que ocurre con ciertos sistemas de almacenamiento en la Nube incluidos los Discos Duros Virtuales.

El problema en realidad, no reside en el hecho de que un usuario vea las fechas de los archivos de su compañero con cierta diferencia horaria. Esto lo puede tener en cuenta en todo momento. Lo grave aquí es que ambos usen un programa de sincronización o un Disco Virtual.

Los archivos del usuario que está en Chicago siempre son 6 horas más antiguos que los de Madrid y por tando al sincronizar siempre se considera que los de Madrid son más recientes. El resultado es que se sobrescriben y se originan conflictos con los archivos de todos aquellos que trabajen desde una zona horaria restrasada respecto a la nuestra. Lo contrario también ocurre cuando  los horarios están adelantados  respecto al nuestro.

Ahora no pensemos en diferencias horarias. Basta con que los ordenadores de los usuarios no tengan la hora exacta y tendremos el mismo problema. Por ejemplo si hay una diferencia de tan sólo 5 minutos. El que tenga el reloj del ordenador más adelantado siempre gana y sus archivos se sincronizarán sobreponiéndose a los de los demás.

Una vez descrito el problema, toca pensar un poco y surge la pregunta que todo el mundo se plantea: ¿Como demonios se las ingenian los sistemas para hacer coincidir las fechas? Imagina una compañia aerea, un banco, el propio FaceBook. Existen varias soluciones pero aquí describiremos la que utiliza Dataprius.

Resulta que con Dataprius, cada usuario conectado al sistema, ve las fechas actualizadas al segundo, independientemente de su localización geográfica o de lo mal que tenga configurada la fecha de su ordenador. Esto se consigue mediante un mecanismo que gestiona las fechas de los usuarios.

Trabajar con fechas sincronizadas.

Lo que básicamente hace Dataprius es sincronizar las fechas de los usuarios conectados. Se toma como referencia la hora de Londres, además de ser el lugar dónde tenemos nuestros servidores primarios, es el lugar por dónde pasa el meridiano de Greenwich.

Cada vez que te conectas, el programa solicita a nuestros servidores la fecha exacta de Londres. Calculando el posible retraso en realizar esta operación. No todas las conexiones a Internet van a la misma velocidad.

Una vez obtenida la fecha de referencia, el programa calcula los defases horarios entre tu ordenador y la fecha de Londres.

Con la diferencia horaria calculada, el programa ya sabe traducir la fecha de los archivos de tu ordenador a la fecha de referencia de Londres. Todos los archivos se almacenan en la Nube con el horario de Londres, lo que ocurre es que la aplicación te mostrará este horario traducido al tuyo. Además si descargas un archivo el programa realiza el ajuste para transformar las fechas a las de tu ordenador.

En la práctica cualquier usuario conectado a Dataprius dispone de las fechas reales de los archivos con una precisión de milisegundos.

Cuando se sube un archivo desde Madrid, el usuario en Chicago verá la fecha traducida a su horario local. Si hace 1 minuto y 20 segundos que se modificó el archivo, esto se verá de igual forma por todos los compañeros conectados al sistema independientemente de la localización geográfica o de el desfase horario de su ordenador.

 Un sistema serio de almacenamiento en la Nube debe disponer de estos mecanismos.

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *