La alternativa a Dropbox no es otro sincronizador.

Shares

La alternativa a Dropbox no es otro sincronizador. Los problemas que presenta no son resueltos por los otros sincronizadores o los también llamados discos virtuales. Cuando varios usuarios comienzan en serio a trabajar en la Nube enseguida aparecen los problemas inherentes a este modelo de almacenamiento en la Nube.

Los profesionales y las empresas andan absolutamente perdidos buscando una alternativa a Dropbox, Google Drive, Box, etc. Las personas dudan en primera instancia de su legalidad y en segundo lugar de la seguridad, después de la privacidad y de los conflictos y problemas que generan.

Cuando alguien emprende la búsqueda de una alternativa a Dropbox enseguida aparecen un montón de resultados en Google. La mayoría corresponden a Blogs de tecnología y a medios de comunicación. Todos proponen como alternativas a Dropbox otros discos virtuales, osea otro tipo de  sincronizador de otra empresa made in USA.

Pasaron ya esos tiempos en que los periodistas o los Blogger de tecnología investigaban los asuntos sobre los que escribían y trataban de aportar toda la información posible a sus lectores. Eso ya pasó. En lugar de eso, ahora escriben sobre lo más publicitado y conocido con la idea de atraer a esas empresas para que promocionen sus ediciones.

alternativa-sincronizar

Vamos a proponer tres alternativas que No son Sincronizadores, la nuestra y otras tres más que sencillamente podemos considerar nuestra competencia.

¿POR QUÉ NO SINCRONIZAR?

Fácil. Porque si los archivos ya están en la Nube no es necesario replicarlos en cada lugar dónde los vayamos a usar. La pregunta debería ser al revés ¿Por qué sincronizar? Entonces las dos posibles respuestas son: 1) Porque las campañas de marketing masivas de Dropbox y Drive nos han convencido de ello. 2) porque no se confía realmente en estos sistemas y las personas prefieren seguir teniendo una copia de sus archivos en su ordenador ya que podría ser que algún día ya no estén en su cuenta de Dropbox.

LOS EFECTOS NEGATIVOS DE SINCRONIZAR

Usar un sincronizador como Dropbox, Drive, Box o Sugar Sync, solo tiene sentido si se utiliza por una o como mucho dos personas y en un entorno fuera de lo profesional. En el entorno particular o personal  pueden ser extremadamente últiles como lo puede ser Facebook. Estas aplicaciones son magníficas para sincronizar fotos con el móvil o enviar archivos sin importancia. En definitiva son estupendas para compartir archivos con los amigos y la familia.

En el entorno profesional no hay que sincronizar por los siguientes motivos:

1) Los sincronizadores provocan desorden. Permiten a todos los usuarios modificar la jerarquía y las estructuras de trabajo de la organización.

La sincronización causa continuos “conflictos” con los archivos y siembra el caos en cualquier organización. En cuanto tan solo más de dos personas sincronizan archivos comienzan los problemas. Además los sincronizadores convierten a los usuarios en dueños de todo que todo lo pueden cambiar en la estructura organizativa.

2) La información y los archivos de un profesional o de una empresa no deben estar sincronizados, osea distribuidos en multitud de ordenadores y dispositivos.

La empresa o el profesional es responsable de los datos propios y de la información de los clientes. Cuando sincroniza está convirtiendo cada dispositivo en un lugar vulnerable al acceso de otras personas. Esto tiene incluso efectos legales porque al sincronizar la empresa debería someter a una auditoría de seguridad cada dispositivo de cada usuario con el que comparte los archivos.

LA ALTERNATIVA A UN SINCRONIZADOR NO ES OTRO SINCRONIZADOR

No se pueden sustituir los problemas de un sincronizador por los de otro de otra marca. La alternativa real a un sincronizador es: un sistema que proporcione acceso a los archivos y que permita trabajar en la Nube.

En muchos Blogs de tecnología no paran de proporcionar soluciones a los problemas de seguridad de Dropbox. Llama la atención la cantidad de aplicaciones para cifrar los archivos de Dropbox. Combaten los efectos pero no la causa de la enfermedad. Si no tuvieses que sincronizar los archivos no tendrías que instalar un programa para cifrarlos. Si no tuvieses la necesidad de tener los archivos sincronizados en tus tres ordenadores no tendrías que cifrarlos. Si los archivos ya están en la Nube, lo más eficiente es abrirlos y trabajar con ellos ¡directamente en la Nube!

trabajando-en-cloudPara tener archivos en la Nube no necesitas replicarlos en tus ordenadores. Tener seguridad no consiste en que además tengas que cifrar los archivos sincronizados. Ninguna organización del mundo puede estar pendiente de que todos los usuarios con los que se comparten los archivos, los estén cifrando y descifrando continuamente. La solución es simple y sencilla, al contrario de lo que nos venden, la solución es que nadie guarde los archivos en sus dispositivos. Cuando la información reside en al Nube puedes tirar tus ordenadores a la basura y seguir trabajando en cualquier otro ordenador dónde instales la aplicación. La idea es que los archivos “vivan” en la Nube y no visiten tu ordenador si no es estrictamente necesario.

LA SINCRONIZACIÓN PROVOCA CONFLICTOS DE ARCHIVOS

Ningún profesional ni ninguna empresa debería invertir su tiempo en arreglar los continuos conflictos de archivo que producen los sincronizadores.  Todo sincronizador produce tarde o temprano conflictos de archivos y pérdidas de trabajo en información.

dropbox-conflictos-archivo

Las leyes de la naturaleza dictaminan que:  “Una misma cosa no puede estar en dos sitios al mismo tiempo”. Esto solo deja de cumplirse en la Macánica cuántica, Dropbox no usa mecánica cuántica.

Si el archivo “A” reside en los ordenadores X y Z. Entonces pasado un tiempo “A” podrá ser modificado en X y “A” podrá ser modificado en Z. El resultado es un “conflicto de archivo” porque el “A” de un ordenador ya es distinto del “A” de otro ordenador.

El efecto es mucho mayor cuando los archivos no residen en solo dos ordenadores sino en decenas de ellos. Entonces tenemos innumerables copias de “A” repartidas multitud de veces y posiblemente diferentes.

EFECTOS LEGALES

Ningún Juez de ningún país del mundo dará veracidad a la pérdida de información de una empresa que ha estado utilizando un sincronizador como Dropbox para gestionar sus archivos. Un empleado puede marcharse con toda la información de la empresa sin ningún tipo de problema porque se entiende que al usar un sincronizador como Dropbox los documentos son imposibles de rastrear o controlar, al fin ya la cabo los documentos pueden estar en decenas de dispositivos a los que cualquiera puede acceder.  Si por ejemplo un comercial se marcha con el listado completo de la cartera de clientes de la empresa, poco pueden hacer las autoridades sabiendo que esas carpetas se han sincronizado y compartido a diestro y siniestro en multitud de dispositivos.

Recordar que cuando los archivos de la actividad profesional se encuentran distribuidos en multitud de ordenadores cada uno de ellos es susceptible de cumplir con las normas de seguridad y protección de datos. Una empresa o cualquier organización no puede hacer auditorías de seguridad de todos los ordenadores y dispositivos de todos los usuarios con los que se comparten archivos.

Más información:

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *