El tamaño no importa

LLegaremos a esta conclusión cuando expongamos brevemente los motivos. Se ve como el tamaño que ofrecen algunos es de escasa utilidad.

Resulta que últimamente aparecen servicios de Almacenamiento en la Nube por todas partes. Tanto las pequeñas empresas de informática como los grandes del panorama mundial, entienden que han de tener algo para guardar archivos en Cloud. Sus clientes se lo demandan todos los días y además les ronda por la mente la idea de que han perdido el tren.

Nosotros en Dataprius lo experimentamos a diario, son muchos, por no decir todos, los nuevos clientes y usuarios que nos llegan después de una mala experiencia con otros sistemas, la mayoría desde DropBox, aunque haya quien ha probado hasta seis o siete sistemas sin encontrar algo que de verdad funcione para su empresa.

Ahora que todo el mundo se quiere subir al carro del Cloud Computing surgen multitud de aplicaciones de escasa utilidad e incluso curiosas. Hay algunos que lo basan todo en ofrecer gran cantidad de Gb. Los hay que de entrada te dan 100Gb y otros que llegan a decir que te dan un almacenamiento ilimitado (¿entiendase infinito?).

Los que te ofrecen un tamaño de almacenamiento tan grande son sistemas que en todos los casos sólo sirven para subir archivos. Así es, se quedan sólo en eso. Subir archivos a la Nube sin poder compartirlos de forma correcta, sin poder gestionar el acceso, en definitiva sin poder trabajar con ellos.

Un sistema de almacenamiento de archivos en la Nube te puede ofrecer de forma gratuita miles de Gb. Otra cosa, es que te hagas viejo mientras subes esa cantidad de archivos. El truco es muy sencillo: ofrecer algo que nunca vas a poder usar.

Tu conexión a Internet tiene unos límites a la hora de subir los archivos. Pero es que además ellos puede que no admitan una velocidad de subida decente. Se puede decir a los usuarios que les das 100Gb gratis, pero lo que no te dicen, es que para consumirlos tendrás que estar días y días enteros subiendo archivos. Me recuerda a esos viejos coches de gasolina de gran cilindrada que echan mucho humo pero que resultan tan eficientes como una cafetera.

El tamaño no importa. Tomen nota los que aplican este criterio a otras facetas de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *