Empleados y almacenamiento en la nube

Dropbox, Evernote, Google Drive, Apple iCloud. Es probable que si sus empleados tienen dispositivos conectados a Internet móvil, están utilizando estos y otros servicios para almacenar y transmitir datos de su empresa – con o sin su aprobación. Según un estudio de Enterprise Strategy Group, mientras que más del 75% de las empresas encuestadas tienen políticas de privacidad que prohíben el uso e intercambio de archivos en línea y herramientas relacionadas, por lo general, sus empleados los utilizan de todos modos.

Según Lucas Mearian, de Computerworld, “incluso si los empleados tienen físicamente prohibido el acceso a la red de una empresa para compartir archivos personales … no es raro que para acceder a su servicio favorito se use un punto de acceso Wi-Fi”.

Pero la culpa no recae solo, sobre los empleados. El estudio de Nasuni, una empresa de almacenamiento, ha encontrado que, cuando se trata de usar intercambio no autorizado de archivos y herramientas de almacenamiento en la nube, “los directivos de las empresas son los máximos culpables”. La empresa consideró que “vicepresidentes y directivos son más propensos a utilizar Dropbox a pesar de la riesgos”.

Así que ¿qué es lo que un directivo TI puede hacer con estos problemas?. Lo mejor es abrazar la tendencia en vez de rechazarla, eso sí, optando por software para tales fines y orientado a la Empresa, fácil de usar, para compartir archivos y servicios de almacenamiento y gestión documental, de modo que los empleados estarían dispuestos a adoptarlos. Dataprius ofrece todas las ventajas descritas en los estudios a un precio realmente competitivo y con unos niveles de servicio muy altos.

Según el informe de Mearian, McClure dijo que:

Una de las mayores oportunidades de ahorro de costes sería implementar un servicio de intercambio de archivos públicos o privados, con la posibilidad de deshacerse de su VPN. Esto tendrá un impacto material en los negocios. Si usted puede eliminar la fricción en el intercambio de archivos, puede acelerar la colaboración.

Fuente (www.revistacloudcomputing.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *