La estrategia Europea en la Nube

En la Estrategia propuesta por la Comisión Europea se proponen medidas para obtener 2,5 millones de nuevos puestos de trabajo en Europa, así como un incremento anual del PIB en la Unión igual a 160 000 millones de euros (en torno a un 1 %) de aquí a 2020.

Las nuevas estimaciones señalan que, si la política tiene éxito, los ingresos procedentes de la computación en nube en la UE podrían ascender en 2020 a casi 80 000 millones EUR (lo que supondría más que duplicar el crecimiento del sector). Es decir, que con esta estrategia se estaría creando un nuevo sector y se podría hacer frente a la competencia, en especial de los EEUU.

El resultado de estos trabajos y la estrategia resultante estarán disponibles a finales de este año. Fué en septiembre de 2012, cuando la Comisión Europea adoptó la Estrategia Europea de Cloud Computing para buscar, habilitar y facilitar la adopción de las tecnologías Cloud Computing en todos los sectores de la economía como palanca de productividad, crecimiento y empleo.

La Estrategia Europea de Cloud Computing de la Comisión Europea está recogida en la comunicación Liberar el potencial de la computación en nube en Europa .

Según un estudio efectuado entre mil empresas europeas, si se eliminaran las barreras que se oponen a la computación en nube:

  • Más de un 98 % de las empresas de la Unión adoptarían o reforzarían su uso.

  • El sistema atraería a nuevos usuarios. Existe un 96 % de las empresas de la Unión que en la actualidad no lo emplean, pero están pensando en ello, procederían a realizar inversiones.

  • Se produciría un aumento de la demanda de especialistas en TI, no solo en ámbitos básicos, como la gestión de centros de datos, sino también, por ejemplo, en marketing digital, diseño de aplicaciones, redes sociales y seguridad financiera.

Los puntos relevantes de la estrategia Europea en Cloud Computing

El lugar dónde se guardan los datos de la computación en la nube.

Los usuarios pueden asegurarse de que se especifique en sus contratos de computación en nube. Por lo que se refiere a los datos personales de otras personas, la Directiva en materia de protección de datos exige que se almacenen en el Espacio Económico Europeo (EEE) o en un territorio con una normativa de protección de la intimidad de un nivel equivalente.

Las principales ventajas de la computación en nube para los usuarios.

Los usuarios no tienen que adquirir programas informáticos ni comprar y mantener costosos servidores o almacenes de datos.Esto supone un gran ahorro de dinero, espacio y personal de apoyo informático.Los usuarios, además, mantienen una flexibilidad casi total respecto a su espacio de almacenamiento o a la elección de herramientas.

La necesidad de una estrategia de la UE para liberar el potencial de la computación en nube.

Los beneficios económicos son mucho mayores a través de una intervención paneuropea (160 000 millones EUR, o unos 300 EUR por persona y año).Hoy en día, la proliferación de normativas a nivel de los Estados miembros provoca incertidumbre entre las empresas respecto a sus obligaciones legales, lo que retrasa la adopción de estas tecnologías.

Planificación de las acciones y plazos.

La Comisión debe dar frutos en 2013 sobre las acciones clave determinadas en la Comunicación, especialmente en lo relativo a la normalización y la certificación en el ámbito de la computación en nube. A finales de 2013, un informe de avance mostrará si son necesarias nuevas iniciativas políticas o legislativas.

Protección de datos y seguridad.

La estrategia a proteger los derechos de usuario de servicios en nube.

Una de las acciones clave de la estrategia es desarrollar modelos de condiciones contractuales con el fin de resolver cuestiones que aún no están cubiertas por la normativa común de compraventa europea, tales como:conservación de los datos al finalizar el contrato, revelación e integridad, ubicación y transferencia, propiedad de los datos y responsabilidad directa e indirecta;determinación y desarrollo de unas condiciones coherentes en los contratos con el fin de fortalecer la confianza de los usuarios para con los servicios en nube, fomentando así su adopción.

Dado que la inquietud por la protección de datos fue considerada uno de los mayores obstáculos que entorpecían la adopción de la computación en nube, es primordial que el Consejo de Ministros y el Parlamento Europeo promuevan activamente la adopción del Reglamento propuesto.

Medidas concretas a nivel mundial para lograr una normativa coherente.

La computación en nube es una actividad de ámbito mundial que requiere un diálogo internacional estrecho para lograr un sistema transfronterizo seguro y sin fisuras.

La Comisión Europea está trabajando, a través del diálogo internacional en materia de comercio, ejecución efectiva de la normativa, seguridad y delincuencia cibernética, con el fin de hacer frente a los nuevos retos que plantea la computación en nube.

El destino de los datos si cierra la empresa de computación en la nube.

Normalmente esto estará previsto en las condiciones del contrato; si la Comisión está desarrollando un modelo de contrato, es precisamente para disponer de unas condiciones más claras en materia de protección respecto a cuestiones no cubiertas por la normativa común de compraventa europea.

Sobre la seguridad de la computación en la nube.

Los riesgos de seguridad de la computación en nube son los que se derivan de la tenencia múltiple y del carácter compartido de los recursos en la computación en nube; es decir, que la misma estructura física a menudo sirve a muchos clientes del proveedor.Hasta cierto punto, en los sistemas en nube el cliente cede parte del control de la seguridad al prestador de servicios, lo que hace necesario controlar si dicho prestador cumple con los requisitos de seguridad.Ello demuestra la importancia que revisten los sistemas de certificación, que permiten que los prestadores demuestren a sus usuarios potenciales, de una forma fiable, que cumplen con los requisitos.

En sí misma, la estrategia no contempla cuestiones de seguridad relativas a internet o al entorno en línea. En los próximos meses la Comisión tratará problemas más generales de seguridad informática en su Estrategia Europea de Ciberseguridad. Esta otra estrategia se aplicará a todos los proveedores de la sociedad de la información, incluidos los prestadores de servicios en nube. Entre otras cosas, determinará las medidas técnicas y organizativas que deban adoptarse para hacer frente a los riesgos de seguridad. Determinará también las obligaciones de notificación de incidentes significativos a las autoridades competentes.

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *