Comenzando un nueva etapa. Redundancia geográfica europea.

door-to-cloudUna vez resuelto el problema del cierre de nuestro proveedor Nirvanix, ahora nos encontramos, casi sin quererlo y desde luego sin preverlo, en una nueva etapa de nuestra empresa y de nuestro proyecto.

Tal y como contaban nuestros abuelos, las situaciones críticas sacan lo mejor y lo peor de las personas. Hemos sido testigos de lo anterior y nos quedamos con lo enormemente positivo del  apoyo recibido. Es que, en este mundo, hay de todo,  y parece que por alguna extraña ley universal debe ser así.

Desde el primer momento decidimos ser transparentes y avisar, en primer lugar a nuestros clientes y después a nuestros usuarios de la situación en la que nos encontrábamos. En seguida se sucedieron los mensajes de apoyo de muchos de nuestros clientes que nos animaban a buscar una solución para dar continuidad al servicio. No han faltado las ofertas de apoyo económico e incluso las de adquisición de nuestra empresa para tal fin. No queremos dar nombres en estos momentos, entre otras cosas porque muchos de estos empresarios, prefieren permanecer  en el anonimato.

dos-carasPor otro lado, también hemos tenido, aunque en extrema minoría, algunos comentarios desconcertantes o negativos, en algunos se apreciaban ciertos prejuicios en las evaluaciones de la situación por la que atravesábamos. A ver si comprenden de una vez que no hay que ser norteamericano ni residir en Silicon Valley para desarrollar aplicaciones. En el resto del mundo también se hacen cosas, en muchos casos mejores productos y de mayor calidad. Tómese como ejemplo lo ocurrido con el propio Nirvanix, empresa de bandera en San Diego.

Algunos incluso han interpretado que usábamos el cierre de Nirvanix como excusa para cerrar nosotros y quitarnos de en medio. Si hubiesen leído nuestro contrato  comprobarían que no podemos hacer eso sin más. Nosotros podríamos dar hasta un año completo para poder descargar los archivos, eso en el caso en que otra empresa de Cloud no se hiciese cargo de nuestros servicios y nuestros clientes.

También si hubiesen comprobado, el continuo proceso de mejora en el que siempre nos encontramos inmersos, hubiesen entendido que nosotros nunca hemos tenido la intención de cerrar por decisión propia.

A día de hoy,  podemos decir que realmente hemos salido muy reforzados de esta situación. Resulta curioso comprobar que a los del primer grupo les vaya bien en sus negocios, cada vez mejor, y que estén superando la crisis con soltura mientras que a los segundos no les vaya tan bien. Yo creo que la actitud que tienen ante la vida, a la larga, les proporciona resultados a unos y a otros. Al final se recoge lo que se siembra.

En cuanto al propio Nirvanix, por un lado  tenemos al personal que ha salido corriendo en un sálvese quién pueda (algunos con varios millones de dólares), y por otro, al que se ha esforzado en facilitar a sus clientes la recuperación de los archivos almacenados. Hay quien incluso se ha preocupado de facilitarnos contactos con altos responsables de IBM en Atlanta para hacerles conocer, habándoles muy bien de nuestro sistema para que nos prestasen ayuda en la migración de los archivos.

La nueva etapa que comienza ahora

La nueva etapa que comienza ahora ha convertido a nuestro sistema en más robusto, rápido y fiable que en nuestra etapa anterior.

Tras  probar varias alternativas y una vez que teníamos el sistema funcionando con nuestra propia tecnología, decidimos lanzarnos a la búsqueda de un nuevo proveedor de almacenamiento.

Una condición indispensable, era que el almacenamiento de los archivos debería de realizarse en territorio de la Unión Europea teniendo la empresa sede en un país de la Unión Europea.  De esta forma nos garantizamos el cumplimiento de la legalidad y de la privacidad de datos.

En cualquier caso, no podíamos caer de nuevo en la trampa de que la empresa proveedora no tuviese sede en Europa aunque el almacenamiento se realizase en territorio europeo y aunque tuviese certificaciones de seguridad europeas. Desde luego nunca más una empresa con sede sólo en USA, dónde hemos visto lo que puede ocurrir cuando cierran y dónde la privacidad se ha vulnerado de forma sistemática.

El proveedor debería además cumplir con las certificaciones de seguridad Safe Harbor y las directivas de seguridad y privacidad europeas, mediante documento y sin ambigüedades. Estas condiciones y otras consideraciones de tipo técnico borraron rápidamente de la lista a proveedores como Amazon (usado por DropBox ver: http://dumpdropbox.com), Rack Space y HP Cloud.

Finalmente nos decidimos a realizar pruebas intensivas con Windows Azure usando sus servicios con localización en Irlanda y teniendo muy en cuenta sus cláusulas de privacidad y seguridad: http://www.windowsazure.com/es-es/support/trust-center/privacy/

windows-azureTodas las pruebas superaron nuestras expectativas en cuanto a velocidad de transferencia, la robustez y la ausencia de errores. Además el propio sistema disponía de la posibilidad de proporcionar redundancia geográfica dentro del territorio de la Unión Europea. Recuerdo perfectamente, que el día que ya teníamos tomada la decisión de contratar Windows Azure, se publicó la noticia de que Bill Gates hacía una fuerte inversión en una empresa española.

Pues ahora,  nuestro nuevo proveedor de almacenamiento es Windows Azure, con la diferencia de que se trata de un almacenamiento redundante, es decir, donde mantenemos copias codificadas de los archivos de nuestros clientes.

En un próximo artículo desvelaremos el modo de funcionamiento de nuestro sistema,  yo creo que el único que ofrece ahora una redundancia de datos geográfica a nivel europeo Londres-Dublín. Sin duda, para mi, el más fiable para empresas e instituciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *