El fin de Windows XP puede suponer un impulso al Cloud Computing

La eliminación de XP requiere necesariamente cambiar los equipos integrados en una red por otros con mayor prestaciones para soportar los sistemas operativos de Windows 7 o Windows 8. Los que no están conectados en red o a internet, pueden funcionar indefinidamente al no tener problemas de compatibilidad ni seguridad.

fecha-fin-xpEste cambio, en un momento que aún no se ha recuperado la economía, requiere una estrategia de migración con la menor inversión posible: reducción de equipos y capacidad de almacenaje. Buen momento para reordenar los archivos históricos y utilizar el Cloud Computing como elemento de migración o de reorganización documental definitivo.

El fin del soporte de Microsoft para Windows XP tiene fecha. En su web Microsoft lo hace oficial y determina  como fecha de fin el 8 de Abril de 2014 (Fin de XP)

Existe un gran número de empresas que aún usan Windows XP. Estas empresas que ya estaban funcionando con un sistema muy vulnerable en cuanto a la seguridad, se van a ver forzadas a cambiar de sistema, en muchos casos a adquirir equipos nuevos.

fin-windows-xpA partir de esa fecha ya no habrá más parches ni actualizaciones de seguridad, de esta forma los agujeros de seguridad descubiertos después del día 8 de abril podrán tener consecuencias fatales para los usuarios que aún utilicen Windows XP y Microsoft Office 2003 pues están condenados a quedar permanentemente abiertos, incluidos los peligrosos ataques de día cero (aquellos que se intenten aprovechar de las vulnerabilidades del sistema a partir de su desprotección).

El cambio en las redes locales de las empresas puede suponer una oportunidad para replantearse una reestructuración del modo de trabajo, la seguridad y la forma de acceso a la información de la empresa. Queda ya muy lejano, cuando desaparecieron otros sistemas operativos de Microsoft, en aquellos tiempos la conectividad a Internet no era imprescindible como ahora.

La propia necesidad de permaner conectados en todo momento es lo que hace muy peligroso el mantener equipos con Windows XP en la red, aunque por otro lado elimina la barrera de las aplicaciones o sistemas en Cloud para las empresas.

Las  empresas que inicien su reestructuración deben plantearse la oportunidad de reorganizar los archivos, las carpetas y el sofware de trabajo diario. También debería aprovecharse el momento para definir el tipo de acceso que tienen los usuarios a la información y a las aplicaciones. Las aplicaciones en Cloud son una alternativa real que proporcionan una solución a largo plazo, precisamente porque no dependen de un sistema operativo que tarde o temprano quedará obsoleto y vulnerable.

Lo mismo que ha pasado con Windows XP, puede ocurrir con los servidores locales de aplicaciones o de Gestión Documental. Estos servidores también son vulnerables y la única forma de mantenerlos seguros es mediante continuas actualizaciones.

Un servicio en Cloud libera a la empresa de todo este mantenimiento la posibilidad de perder información por ataques debidos a las brechas de seguridad. En definitiva el Cloud Computing externaliza todas las labores de mantenimiento, liberando a la empresa de estos esfuerzos y los costes implicados, además de ser inmune a la obsolescencia de los equipos.

red-cloud-computingEn general y en cuanto a los servidores de oficina, cualquier empresa que esté pensando en la adquisición de equipos, debe planterse la implantación de un sistema en Cloud, antes de invertir en equipos que pueden quedar obsoletos y que requiren trabajos de mantenimiento. Un sistema en Cloud, puede probarse antes de tomar una decisión y haber realizado una cuantiosa inversión,  si ya se han comprado los servidores, el gasto ya está hecho, una vez que las máquinas están en casa, la empresa queda cautiva de ese sistema y de su mantenimiento, por no mencionar que dependen de su capacidad sin muchas posibilidades de ampliación.

En cualquier caso e independientemente de nuestra opinión, todos los analistas coinciden en que el Cloud Computing prevalecerá sobre la opción de mantener servidores en las empresas, los principales motivos son: la obsolescencia, los costes de mantenimiento y los problemas de seguridad. Este artículo de Forbes (en inglés) habla sobre el tema: Reemplazar tu servidor o ir al Cloud.

Un comentario en “El fin de Windows XP puede suponer un impulso al Cloud Computing

  1. Genial de nuevo el articulo. Me ha gustado mucho.

    Ya va siendo hora de que le entre a la gente en la mollera el cloud computing, enhorabuena por el articulo y por la aplicacion.

    Un abrazo, seguid asi dataprius!!

    Fede

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *