Almacenamiento en servidores físicos frente al almacenamiento en la nube.

Shares

El almacenamiento en la Nube está sustituyendo al tradicional almacenamiento físico en todas las empresas. En este artículo describimos los puntos fuertes y débiles de cada una de las opciones. Descubrimos las razones de esta migración masiva al Cloud.

Cloud Computing

Inconvenientes del almacenamiento físico en la empresa.

Seguridad

Nadie duda de que mantener sistemas de almacenamiento en la propia empresa supone un alto riesgo de seguridad para los datos almacenados.

Las grandes empresas que aún continúan manteniendo sus propios sistemas se ven obligadas a contratar servicios externos de seguridad informática.

Las Pymes, normalmente no disponen de recursos para esto. Son además, en los últimos tiempos el objetivo de hackers y de virus Ransomware o Cryptolocker.

La mayoría de las Pymes no disponen de un departamento IT. Actualmente el 85% de los ataques se realizan sobre servidores de empresas y los ciberdelincuentes van a lo fácil.

Se sabe que estos servidores locales están desactualizados y carecen de las medidas de seguridad adecuadas. De hecho, los propios routers que instalan las compañías de telecomunicaciones son un punto de debilidad.

Dependencia software y hardware

Tras realizar la inversión, es muy difícil dar marcha atrás, quedando la empresa esclavizada por una infraestructura y un mantenimiento.

Como decía Richard Brandson: «El objetivo de mis empresas no es mantener unas infraestructuras informáticas, hay que centrarse en nuestros productos y servicios, no somos una empresa informática«.

Por otro lado, hay que considerar que los cambios en la tecnología se producen a gran velocidad, es habitual que la dependencia de estructuras físicas provoque obsolescencia en los medios de tratamiento de la información de la empresa.

Vulnerabilidad a incidentes locales.

No son pocos los casos de empresas que usando un almacenamiento local han tenido que cerrar debido a incidentes locales como: robos, incendios o inundaciones.

Esa lección quedó bien aprendida tras los atentados del 11 de Septiembre. Solo las empresas residentes en las Torres Gemelas que disponían de un almacenamiento de datos externo sobrevivieron y pudieron continuar con su actividad.

También existen muchos casos más comunes en que la información se pierde simplemente por la rotura de discos.

Rotura disco duro almacenamiento físico

Costes de instalación y mantenimiento

En el coste de instalación han de incluirse la compra de servidores, del software, elementos de red, su instalación y puesta en marcha.

A esto habrá que añadirle el mantenimiento e incidencias que puedan surgir.

Además, los servidores son ruidosos y generan bastante calor por lo que es necesario adecuar una ubicación bien refrigerada y que además no sea accesible fácilmente.

Los cortes en el suministro eléctrico o las subidas de tensión pueden provocar graves fallos en los sistemas y para evitarlos será necesario asumir también el coste de los elementos de protección eléctrica necesarios y su instalación.

Técnico reemplazando disco duro físico

Movilidad y acceso a los datos.

En plena era de la movilidad tanto los empleados como los clientes consideran natural el acceso externo a la información. Un almacenamiento físico local dificulta mucho proporcionar esa ubicuidad en la disponibilidad de los archivos o datos.

En la actualidad incluso existen argumentos sociales para exigir esa movilidad:

  • Proporcionar posibilidad de teletrabajo para evitar desplazamientos reduciendo el impacto ecológico.
  • Disponer de flexibilidad de horarios, es necesario disponer de acceso a datos y documentos.
  • Conciliación laboral

Escasa flexibilidad y escalabilidad de los medios.

El almacenamiento físico se encuentra limitado a la capacidad de los medios locales.

Es por ello que cuando se adquieren estos medios, ya sean servidores o dispositivo de almacenamiento como discos NAS se tiende a sobredimensinar sus capacidades para no quedarse corto a medio plazo.

La cuestión no es tanto la capacidad de espacio como la de computación. Agregar más usuarios requiere más capacidad de conectividad e incluso la adquisición de licencias para las que la infraestructura no está preparada.

Interrupciones del servicio

Las interrupciones del servicio por problemas en las instalaciones locales pueden provocar la paralización de la actividad de la empresa.

Al centralizar los datos en un almacenamiento local no se dispone de otra alternativa de acceso a la información más que las que proporcionan los medios físicos internos.

Posibles fallos en los sistemas detienen la actividad de la empresa dependiendo de que el personal informático realice las reparaciones. Cortes en el suministro eléctrico o de la conexión a Internet pueden provocar los mismos efectos.

Dificultad de cumplimiento legal en protección de datos.

Un dato, el 98% de las Pymes carece de un almacenamiento de datos cifrado. Esto es un requerimiento del Reglamento General de Protección de datos RGPD.

Si los archivos que almacena la empresa contienen datos personales no se deberían guardar sin cifrado o encriptación. Esto deja fuera de la ley a la práctica totalidad de las Pymes.

Por otro lado, tenemos todas esas empresas que han realizado un proceso de adaptación RGPD dejando de lado el almacenamiento digital de la información. El almacenamiento local debe incluirse con las medidas de seguridad y protocolos que describen las normas. Sin medidas de protección de la información o auditorías externas la propia empresa asume la responsabilidad.

Ventajas del almacenamiento físico en la empresa.

Velocidad de acceso a datos y ficheros.

Cuando la conectividad a Internet es escasa o deficiente, la diferencia de velocidad en las transferencias de datos o archivos en un almacenamiento local son muy grandes.

Existen sectores especialmente sensibles a la velocidad de transferencia de los ficheros. Son todos aquellos que manejan archivos de gran tamaño.

No contar o no poder contar con una apropiada conexión de fibra penaliza en posibilidades a las empresas. Esto va a adquirir aún más importancia con el advenimiento de las conexiones 5G.

Sentimiento de pertenencia.

Se trata de percepción basada en las emociones, entramos en un terreno que roza la psicología.

Está demostrado que tener cerca aquellos objetos de valor crea un sentimiento de control y tranquilidad. Mantener unos dispositivos físicos localizados y disponibles al tacto crean esa sensación de seguridad.

Mantener algo valioso como la información de la empresa en otro lugar provoca incertidumbres. Esto es cuestión de tiempo, pensemos que en el pasado el ser humano ya cambió la forma de almacenar el dinero físico, lo hizo por sistemas digitales que están en servidores de los bancos.

Gasto de una sola vez.

Los precios del almacenamiento físico son extraordinariamente económicos.

Los dispositivos o soportes proporcionan cada vez mayor capacidad y a un precio más reducido. Esta situación lleva a pensar que el gasto en almacenamiento sólo ha de realizarse una vez, disponiendo de gran capacidad.

La compra de estos dispositivos debe también considerar otros factores, el más importante es el uso que se le dará y las garantías que nos aportan en durabilidad, seguridad y persistencia de los datos.

Adecuado para las aplicaciones clásicas instaladas.

Tener aplicaciones clásicas o muy antiguas que requieren de instalaciones locales y almacenamiento local impide en muchos casos la migración a otros medios.

En cualquier caso, todas las estructuras clásicas que crean esa dependencia pueden ser sustituidas o modificadas.

Inconvenientes del almacenamiento en la Nube o Cloud Computing.

Desconfianza en los proveedores.

Es cierto que existe un número creciente de personas que desconfían no solo del almacenamiento, también de los servicios en la Nube en general.

La privacidad y la seguridad de las grandes tecnológicas ofrecen un historial lamentable:

Pero existen otros tipos de empresas, otras no tan populares, que desde hace años ofrecen servicios de almacenamiento en la Nube con privacidad y seguridad. Miles de empresas trabajan a diario con otras Nubes que no son esas tan conocidas. Son almacenamientos con la misma calidad que puede proporcionar la banca o la industria.

Desconocimiento de los medios y de la dinámica de los datos.

Si preguntamos la público en general sobre el almacenamiento en la Nube, el 90% hará referencia a plataformas como Drive, Dropbox o Onedrive.

Las mismas búsquedas de Google no arrojan resultados sobre otras alternativas porque discriminan otros tipos de productos.

Como hemos dicho, el almacenamiento en la Nube es una industria mucho más extensa. Más allá de Google y Amazon existen proveedores de primer nivel que proporcionan almacenamientos fiables, legales y seguros, por ejemplo IBM o Microsoft Azure.

Miedo a la pérdida de conexión.

Hoy en día, cualquier empresa depende de la conexión a Internet, al menos para realizar parte de su actividad.

La propia Nube proporciona la solución para las pérdidas de conexión. Ante esta circunstancia hoy en día todos los empleados y clientes de la empresa podrán usar sus dispositivos móviles bien conectando por datos o desplazándose a cualquier lugar con Wifi.

Eliminando disco duro. Almacenamiento físico.

Ventajas del almacenamiento en la Nube.

Seguridad

El proveedor del almacenamiento en la Nube dispone de medidas de seguridad excepcionales. Un proveedor Cloud dispone de equipos y personal que se dedican en exclusiva a esta labor.

En pocos casos, una empresa o individuos puede disponer de las infraestructuras y del personal necesario dedicado a la salvaguarda y protección de los archivos almacenados.

Las empresas delegan y se liberan de estas tareas.

Ahorro

En la empresa. El uso de la Nube para el almacenamiento online permite ahorros de hasta el 40% en hardware y software, del 31% en costes laborales de informática y del 80% en el consumo energético de equipos.

El mantenimiento de los equipos, la seguridad y las Infraestructuras son delegadas o subcontratadas al proveedor de almacenamiento en la Nube.

Movilidad

Todo el mundo maneja varios dispositivos como ordenadores, portátiles o móviles.

No se depende de un ordenador o un dispositivo para tener un documento a mano.

Cada archivo está en la Nube y por tanto disponible en cualquier lugar dónde tengamos conexión a Internet.

Nuestros archivos y carpetas residen en un sitio central y accesible. Evita estar copiando archivos de un lugar a otro.

Independencia

Antes, cuando se compraba un determinado software y un hardware se era cautivo de un sistema durante años.

Antes, se almacenaba en servidores y discos duros que nos vendían y quedaban en casa.

El almacenamiento en Cloud proporciona la libertad de poder cambiar de sistema cuando se quiera. Tan solo habrá que descargar los archivos almacenados y pasarlos a otro proveedor.

La esclavitud y la dependencia son eliminados con el uso de la Nube.

Productividad

El almacenamiento en la Nube o Cloud proporciona un entorno colaborativo tanto para los individuos como a las empresas.

Los documentos almacenados en la Nube están disponibles para los equipos de trabajo y el desarrollo de proyectos.

Cuando la información está disponible y actualizada aumenta la productividad.

Ya nadie tiene que andar buscando archivos y documentos desperdigados en diferentes lugares. La Nube es el lugar central dónde reside la información.

Flexibilidad

El almacenamiento en la Nube se adapta a las necesidades de cada individuo y empresa.  

El Cloud permite el pago por uso y como servicio.

Cuando se necesita almacenar más datos podemos ampliar la cuenta. Si se necesitan más capacidades una Nube para empresas crece en función de estas.

Los recursos son utilizados de forma eficiente y hasta ecológica, evitando desplazamientos innecesarios, favoreciendo conciliación ,trabajo remoto y flexibilidad de horarios. Se elimina la necesidad de adquirir dispositivos y discos duros.

Almacenando en la Nube

CONCLUSIONES

La nube ha cambiado la forma de conocer y adquirir el software para la empresa.

Con los servidores locales, es habitual la visita de un comercial para realizar la compra y la instalación del sistema. Esto ha cambiado muchos y ahora comienza a verse como algo anacrónico.

Con el Cloud, las empresas pueden ver y probar las soluciones ellas mismas y sin necesidad de visitas en la oficina.

DATAPRIUS OFRECE CUENTAS GRATUITAS PARA PROBAR EL SISTEMA (Dataprius Free)

Las empresas ya no tienen que montar sus propias instalaciones para disponer de aplicaciones o servicios. Además el acceso a los archivos proporcionado por la nube permite tenerlos en cualquier momento, lugar y dispositivo.

Un buen proveedor de servicio en Cloud almacena los datos en lugares similares a los de un banco y tienen monitorizado el sistema 365 días al año.

La nube es flexible respecto a las necesidades de las empresas en cada momento, pudiendo ampliarse o reducirse las capacidades contratadas respetando el principio de pago por uso.

Además los precios son mucho mas competentes que el de la adquisición de servidores locales, ahorrando también en espacio y en pérdidas de tiempo ocasionada por visitas de técnicos.

Shares

2 comentarios

  1. Quiero conocer un poco más sobre la nube y tengo dos preguntas:
    ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de utilizar la nube?
    ¿Cómo se usa una nube dentro de un trabajo?

    Espero puedan responder.

    • Francisco Javier Ruiz
      Francisco Javier Ruiz

      Las ventajas de la Nube están en el propio artículo, se lee rápido.
      Para saber como se trabaja, pues descarga Dataprius y ya estás trabajando en la Nube, menos de 40 segundos de descarga e instalación.
      Saludos.

Deja un comentario