Computación en la Nube. Miedo de las empresas y motivos.

La Computación en la Nube aún causa miedo en las empresas.

Es un hecho real y se entiende que de alguna manera irremediablemente todos iremos a la Nube. La computación en la Nube es una tecnología que vino para quedarse y no solo constituye una moda. De todas formas  muchas de las empresas y sus ejecutivos se debaten en el dilema de cuál será el momento para lanzarse a la Nube.

Uno de los graves problemas en todo esto, es la falta de información y la gran confusión que están generando los productos de consumo masivo. En estos momentos los gerentes de las empresas están tomando como referencia los programas gratuitos de uso masivo sin tener en cuenta que, como ocurre con todos los productos del mercado, siempre hay una alternativa profesional.

computacion nube dudando

Todos saben que La Computación en la Nube aporta infinidad de beneficios a las empresas como:

La escalabilidad de los recursos, la eliminación de infraestructuras, la independencia de personal técnico especializado, la disponibilidad de la información desde cualquier lugar, la independencia frente la proveedor, el trabajo colaborativo y centralizado, la mejora de la eficiencia, etc.

Aunque se intuye o se conocen todos estos beneficios existen todavía barreras para tomar la decisión de ir a la Nube. Exponemos a continuación los 6 motivos principales.

1. Pensar que la información de la empresa puede ser vista por otros.


Hay empresas y profesionales que temen que su información sea inspeccionada por otras personas, incluyendo a los propios profesionales que trabajan en las empresas de Cloud Computing. En muchos casos existe la falsa sensación de que el mejor lugar para almacenar la información es la propia empresa.

Sobre esto hay estudios al respecto. Para Steve Santorelli, un ex-detective de Scotland Yard, este es uno de los principales motivos del miedo al Cloud. Steve Santorelli es  ahora director de divulgación en el grupo de investigación de seguridad de Internet Team Cymru.

Si bien es cierto que existen aplicaciones de consumo de uso masivo que no son fiables para esto, casi todas de California, también existen empresas comprometidas con la privacidad y el control al acceso de los datos de sus clientes. Las leyes europeas y de muchos países de América Latina protegen la privacidad de los datos de los clientes bajo fuertes sanciones por su incumplimiento.

En cualquier caso, es como si nos planteamos que los empleados de un banco van a acceder a nuestras cuentas. Desde luego, no es lo mismo, si abrimos una cuenta en un banco de una República Bananera como si la abrimos en un país serio con leyes, normas al respecto y dónde la reputación de la empresa es importante. También el almacenar los archivos en la propia empresa es equiparable a aquellos que prefieren guardar el dinero en su colchón en lugar del banco.

Por lo general, aquellas empresas proveedoras de herramientas en la Nube situadas en países con garantías legales para los clientes son tan fiables como un banco.

computación en la nube dudasPara desmontar también este argumento, hay que considerar que generalmente el personal de un proveedor de sistemas en la Nube está normalmente mucho más cualificado en redes, programación y en sistemas, que el personal  propio de la empresa o de la empresa que lleva el mantenimiento de los ordenadores de la oficina. Este personal no está interesado en los datos de los clientes, normalmente no tienen acceso a ellos, la empresa lo prohíbe y las leyes también. Esto también es igual que en un banco, recordar que los bancos hacen Computación en la Nube desde siempre.

Una empresa de Cloud Computing maneja millones de archivos. Al contrario de los que la mayoría pudiera pensar, estos archivos no se manejan como en un PC. Sencillamente esto no es así. Para hacer operaciones con los archivos de los clientes se utilizan programas y códigos. Otra forma sería inviable. Por ejemplo si un empleado de una empresa de Cloud tiene que copiar los archivos de un cliente a otra localización, no tiene una ventanita donde ve los archivos. Lo hace sobre una pantalla negra y ejecuta un programa que hace la copia de “XE3456789645” a la localización “$8965356643”. Al final, en definitiva ve mucho menos que el empleado de un banco.

2. Miedo a los Ciberataques


Existe un gran temor por parte de los empresarios a que su información sea sustraída o eliminada por un ataque cibernético. En esto hay que asumir y dejar muy claro  que no existe un sistema 100% seguro. Los recientes fallos de seguridad de Sony y de  aplicaciones populares como Dropbox o iCloud no han hecho más que acrecentar esta sensación. Cabe decir que para las aplicaciones populares, la seguridad siempre ha sido más un estorbo que una prioridad.

Hay una paradoja en cuanto a la sensación de seguridad de las empresas y es que confían más en los sistemas instalados en sus dependencias que en aquellos sistemas en Cloud. A muchos les parece que tener los ordenadores cerca es más seguro que cuando se usan sistemas Cloud Computing que están localizados en algún lugar de Internet.  Nada más lejos de la realidad, por varios motivos:

1) La mayoría de los ataques hoy en día van dirigidos a los ordenadores y servidores internos de las empresas porque realmente son los más vulnerables.

2) Los proveedores de Cloud Computing disponen de excelentes medidas de seguridad que en muy pocos casos están al alcance de las empresas.

3) El personal de una empresa Cloud Computing está constituido por “soldados” curtidos en mil batallas. El público sabe muy poco de esto, parece un tema tabú, la realidad es que  un proveedor de Cloud Computing se ve obligado a luchar contra cientos de ataques a lo largo del año. El personal propio de la empresa o de la empresa encargada del mantenimiento, en raras ocasiones tiene tal nivel de experiencia, es muy sencillo, en cuanto la tienen prefieren cambiar de trabajo y marcharse a una empresa de Cloud.

dudando sobre la nube

Todo esto tiene también un claro componente psicológico. Está demostrado que el medio de transporte más seguro es el avión, aún así las personas tienen más miedo a volar que a ir en coche.

El mayor problema de los ciberataques hoy en día es que se utiliza el propio Cloud Computing para realizarlos. Me explico, antes el asaltante disponía de los medios que tenía en casa o en el garaje. Ahora, por relativamente poco dinero se puede alquilar un servidor en Cloud  muy potente para realizar los ataques. Un servidor de oficina no puede resistir la potencia de un ataque desde máquinas que son 100 veces más potentes.

3. Robos y sabotajes internos.


La posibilidad de acceder a la información de la empresa desde cualquier sitio provoca el temor al los accesos indebidos. De esto también tienen la culpa los productos de consumo y de uso masivo que permiten el acceso simultáneo con las mismas claves y no tienen un control serio de las acciones realizadas sobre el sistema.

Un sistema en Cloud para empresas debe disponer de mecanismos de control y permisos de acceso sobre los contenidos. Disponiendo de estos elementos un saboteador interno sabrá que sus acciones han sido registradas y la empresa podrá tomar medidas en consecuencia.

4. Dudas sobre la legalidad del almacenamiento de datos.


dudas legalidad de la nubeExiste una tremenda confusión respecto a la legalidad en cuanto a privacidad y protección de los datos almacenados.

Afortunadamente el público va comprendiendo que existen zonas del mundo como Europa y muchos países de América Latina con legislaciones sobre la privacidad, seguridad y protección de datos. Unas legislaciones que protegen a los clientes y proporcionan unas pautas a las empresas, todo lo contrario que en los Estados Unidos dónde priman los intereses de las empresas sobre los individuos.

No es difícil cumplir con las normas legales de protección de datos. En muchas ocasiones basta con aplicar el sentido común. Cualquiera puede entender que un sistema como Dropbox no es apto para cumplir con la legalidad, lo primero porque los archivos residen en lugares no confiables y lo segundo es que obliga a sincronizar y por tanto cada dispositivo dónde se almacenan los archivos es susceptible de incumplir con las leyes de protección de datos, se distribuye la información en multitud de lugares sin control y que no disponen de medidas de seguridad.

5. La  ausencia de estandarización.


Este problema ya se está resolviendo en la actualidad. Comienzan a haber estándares de privacidad y seguridad en el almacenamiento de datos en la Nube. Recientemente publicamos un artículo dónde contábamos como nuestro almacenamiento secundario Azure había obtenido una importante certificación en este sentido.

En la estandarización de los servicios en Cloud Europa es pionera. En Europa una empresa de Cloud Computing es considerada como otra empresa más de servicios. Cuando se contrata un servicio es lo mismo que con cualquier otra empresa y además existen leyes específicas de seguridad y privacidad. No se puede hacer como los productos de consumo que facturan desde paraísos fiscales y almacenan los datos en lugares poco fiables que les permiten manipular la información de los clientes.

6. Temor a la falta de soporte técnico.


 necesidad información nube

La empresa suele temer que al contratar un servicio de Computación en la Nube no habrá nadie detrás que le ayude cuando tenga una dificultad o se produzca una incidencia.

La falta de credibilidad en esto proviene también de los productos de consumo masivo y de la mala experiencia con servicios como los de la telefonía móvil.

Todo depende de con quién se contraten los servicios. Todavía no ha dado tiempo a que las empresas de Cloud Computing se forjen una reputación respecto a esto. Todas las empresas de Cloud son jóvenes. Nosotros invertimos gran parte de nuestro tiempo en dar soporte a los clientes, esto produce un beneficio mutuo, la información directa de los usuarios nos proporciona las claves de como mejorar el producto, pulir los detalles e incorporar nuevas funcionalidades.

La falta de soporte es un problema que solo se resuelve por prueba y error. Es necesario ponerse en contacto con el proveedor para comprobar cuál es la calidad de servicio en este sentido. En muchas ocasiones parece que se tiene cierta timidez a contactar con la empresa proveedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *