¿Por qué se actualizan tanto las aplicaciones?

actualizando-aplicacionSeguro que alguna vez te has planteado esta pregunta. Tu teléfono suele avisarte frecuentemente de las nuevas actualizaciones disponibles para tus aplicaciones instaladas, pero esto también ocurre en tu PC o en tu tableta, además estas actualizaciones también son frecuentes incluso para el sistema operativo de tus dispositivos.

Las razones son varias y atienden sobre todo a la forma en que las empresas y programadores desarrollan hoy en día las aplicaciones. Hay que tener en cuenta un concepto que sorprenderá a muchos: “Las aplicaciones nunca se terminan. Simplemente se abandonan”. Cuando se lanza una aplicación esta continúa en desarrollo durante toda su vida.

El concepto de Cloud Computing o Nube implica que las aplicaciones están permanentemente conectadas a Internet. Esta operativa permite que la aplicación detecte por si misma o mediante ciertos mecanismos si hay una actualización o una nueva versión disponible. Son muy pocas, hoy en día, las aplicaciones que se instalan y no están sujetas a mecanismos de actualización. Las actualizaciones pueden ser molestas pero siempre suponen que hay un equipo detrás pendiente de la evolución de esa aplicación y que realiza correcciones sobre posibles problemas detectados, esto atañe especialmente a los temas de seguridad.

El tema de la seguridad, es en mi opinión, el más relevante. Puede que una aplicación no evolucione, pero un programa que se instala a la antigua usanza y nunca se actualiza, supone convivir con algo que o bien es perfecto o bien podría tener agujeros y fallos por siempre.

Hoy en día las aplicaciones salen al mercado incompletas sometiéndose a la prueba del público al que están dirigidas, en función de la experiencia del usuario se van realizando modificaciones y correcciones. Por supuesto, hablo de Cloud Computing, aunque las aplicaciones que no trabajan conectadas a la Red también tienen mecanismos de actualización.

actualizacionesEn muchas ocasiones, estas actualizaciones corresponden a un problema de seguridad detectado tiempo después de que la aplicación esté en marcha. Lamentablemente, esto suele ocurrir con frecuencia en aquellas aplicaciones que se han desarrollado priorizando su presencia en el mercado con el fin de rentabilizar cuanto antes la inversión realizada u ocupar un nicho del mercado.

Por sorprendente que parezca, los desarrolladores nunca saben bien que tipo de uso les van a dar los clientes. A menudo, ocurre que ciertas partes del programa que no se consideraban importantes tienen mucha relevancia, también y por el contrario, otras partes en las que se han invertido muchos recursos, son de escaso interés para el usuario. Lo que piensan los informáticos no coincide necesariamente con la percepción de los usuarios, existe casi una ciencia dedicada a este tema que se llama “Usabilidad”.

En la actualidad, para conocer bien las exigencias y necesidades de los usuarios es necesario que las aplicaciones se sometan a prueba. Los desarrolladores tienen dos formas de hacer esto, pueden contratar “beta-testers” como suele hacerse en el mundo de los juegos, o pueden lanzar una versión de la aplicación a precio reducido o gratuita con el fin de obtener información de los usuarios y poner a prueba el programa. Se trata de una especie de acuerdo con los usuarios, yo te ofrezco un servicio gratuito pero tú a cambio me pruebas el programa.

5 comentarios en “¿Por qué se actualizan tanto las aplicaciones?

  1. Es una molestia necesaria las actualizaciones en cualquier sistema. Pero por lo menos yo acepto que hay alguien por detrás preocupado porque la cosa vaya mejor.
    Me recuerda a un tweet que leí hace tiempo:

    Ojalá pelis realistas que cuando el malo sacara el portátil para activar las cabezas nucleares le saltara la actualización del Acrobat.

  2. Las actualizaciones toda hora es una molestia, solo hacen eso para gastar nuestros créditos de consumo y así comprar más paquetes de Internet, parece que tienen convenios entre operadoras y los desenvolvedores de aplicaciones, cuanto más actualización más gastas tus créditos y tu paquete de Internet acaba rápido, eso es la pura verdad. Es recomendable tener pocas aplicaciones.

    1. Hola, supongo que escribe desde Perú y en su país no hay un distribuidor (aún) que ponga tarifa plana de internet como tienen la mayoría de países con conexión. Es algo fundamental para el desarrollo tecnológio de un país. Espero que pronta surjan competidores que ofrezcan eso.

      Las actualizaciones son necesarias para evitar boquetes de seguridad. Se descubren fallos cada día. Y mientras un producto se actualice es señal de que hay alguien detrás cuidándolo y preocupándose de que vaya mejor.

  3. Por qué las aplicaciones se actualizan tanto, ¿cuál es su justa medida?

    Que las aplicaciones se actualizan tanto es uno de los aspectos que más nos llama la atención a los usuarios. Al igual que la ausencia de éstas. Y es que no es lo mismo lanzar una buena aplicación y que se quede ahí, a que ésta vaya mejorando y adaptándose a los propios usuarios que ya tiene, pero sin saturarnos.

    Pero, ¿hasta qué punto un usuario ve con buenos ojos una actualización? ¿Cuáles son los grandes errores que comete un desarrollador con respecto a su política de actualización de aplicaciones?

    Sin noticias del desarrollador: la ausencia de actualizaciones

    Analicemos el primero de los casos: una aplicación que una vez publicada no recibe actualizaciones. Esto ocurre en muchas situaciones, tanto con aplicaciones que ya no siguen un ciclo de desarrollo, como aplicaciones que apenas reciben actualizaciones (muy espaciadas en el tiempo).

    Esto al usuario final llega como la sensación de que es una aplicación en desuso y que antes o después morirá ahí. Los desarrolladores deben tener en cuenta que esta sensación de desuso se transmite a los usuarios, los cuales acaban sintiendo que deben dejar de usar la misma antes o después.

    Actualizando por actualizar: la ausencia del valor añadido

    Supongamos que hablamos de un desarrollador que sí que envía actualizaciones. Nosotros, como usuarios de la aplicación, a menudo estamos expectantes antes las nuevas posibilidades que la actualización puede ofrecer.

    Tal es así, que es muy común que cuando tenemos la famosa notificación de que una aplicación se nos ha actualizado (si las tenemos automáticas o porque lo hayamos hecho manualmente), es muy común que abramos la aplicación para ver a priori cuáles han sido los cambios.

    actualizacion2

    Esto es debido a que el usuario tiende a cansarse de lo que tiene muy visto, y una actualización la espera como mejoras de algo que ya tiene, actualización de su interfaz gráfica, etcétera.

    Pero los desarrolladores tienen que pensar que este buen feeling al recibir una actualización puede acabar en chasco si resulta que el usuario utiliza la aplicación con dicha actualización, y resulta que no tiene la sensación de tener nada novedoso en la misma, simplemente que será algo interno que el usuario no llega a percibir: nueva actualización, misma aplicación. Esto es un error, pues futuras actualizaciones las recibirá el usuario con menos expectativas.

    ¿Actualizando o corrigiendo?: los errores

    ¿Cuál es el caso típico de las actualizaciones que acabamos de hablar? Aquella actualización que acabamos de hacer de una aplicación, y que cuando nos vamos a Google Play vemos que en las novedades de la actualización, simplemente han corregido una serie de errores (el tan famoso en inglés bug fixing):

    errores

    Los desarrolladores tienen que dar prioridad a que una actualización no introduzca errores, y en caso de introducirlos, corregirlos cuanto antes. Por eso aquí entra en juego la tan importante fase de testeo en la fase de desarrollo, para evitar en la medida de lo posible esto a lo que nos referimos.

    Pero siempre es una buena alternativa tener alguna funcionalidad o cambio adicional que añadir a dicha actualización, de modo que el usuario lo pueda llegar a percibir.

    Actualizando sin parar, aplicaciones que se actualizan tanto: la saturación del usuario

    Además, este tipo de actualizaciones en las que sólo se incluyen corrección de errores suelen provocar que un desarrollador publique muchas aplicaciones seguidas, que no estaban a priori si quiera contempladas, pero es urgente la solución de dicho error.

    Y esto es otro aspecto negativo para el usuario y su opinión sobre la aplicación, pues no queremos tampoco una aplicación que se actualice cada dos por tres, no queremos aplicaciones que se actualizan tanto sin aportar mucha novedad al usuario. No queremos una actualización que prácticamente tenga una notificación fija de tal aplicación se ha actualizado.

    Screenshot_2015-02-02-10-50-43

    El ritmo ideal paras las actualizaciones de aplicaciones

    Pero, ¿cuál es el ciclo de actualización ideal entonces? Desde nuestro punto de vista, la política de actualización de aplicaciones perfecta es aquella que de forma periódica va publicando nuevas actualizaciones, pero todas ellas medio programadas en tiempo y contenido por parte de los desarrolladores. Actualizaciones que incluirán nuevas funcionalidades y apariencia de tal forma que el usuario perciba que algo se ha actualizado. Actualizaciones en las que también se incluirán corrección de errores (pero no sólo esto).

    Esto dará una sensación de que la aplicación sigue en desarrollo y que el usuario es partícipe de ella, de modo que éste seguirá expectante ante cada nueva característica de la que disfrutar. Y todo esto es importante, porque tan importante es conseguir descargas para los desarrolladores, como mantener a los que ya tenían como fieles usuarios.

    1. Buenas, gracias por tu análisis. En realidad puede ser muy subjetivo cual es el ritmo de las actualizaciones. En general, yo estoy más contento cuando una aplicación se actualiza cuando debe actualizarse. Si se detecta un error y se corrige pronto me da más seguridad que si tarda 3 meses en que la situación está ahí en el aire. Lo que si hay que intentar que la actualización implique la menor molestia al usuario. Si es posible que se haga solo, o un solo click y aquí no ha pasado nada. Como intentamos hacer en Dataprius. Cuando liberamos una actualización importante, al entrar en la aplicación sale una ventana de “Actualizando…” termina, se cierra y se reinicia. El usuario no tiene ni que clicar, solo esperar unos segundos y aquí no ha pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *