¿Es posible guardar fotos en la nube de forma segura?

Buscas un fondo adecuado, haces una foto con el móvil y la subes a la nube. ¿Fácil, verdad? Pero lo cierto es que muchas personas no son realmente conscientes de que la forma en la que lo hacen no es la más segura del mundo.

Si fuéramos conscientes de los riesgos que implica muchas veces el comportamiento de los usuarios, nos pensaríamos las cosas dos veces antes de hacerlas. Porque aunque no hay ningún problema en subir una foto a la nube, es conveniente tener en cuenta algunos consejos de seguridad prácticos para que un mal clic o un error no te haga compartir tu intimidad con terceros.

Las ventajas de guardar tus fotografías en la nube

fotografías en la nube

Somos un sistema de almacenamiento en la nube, por lo que pensamos que claramente la nube es una buena solución para que puedas almacenar tus ficheros y guardar fotos en la nube.

Con la nube puedes:

  • Guardar tus fotos en un espacio de almacenamiento externo a tu propio disco duro, lo que ayuda a proteger la seguridad de tus fotos.
  • Tener tus fotos organizadas en carpetas, lo que viene muy bien para no pasar horas y horas buscando la foto que necesitas.
  • Hacer copias de seguridad (backups) de tus fotografías, de modo que tengas una copia de seguridad externa diaria que puedas restaurar cuando la necesites.
  • Poder acceder a tus fotos desde cualquier parte cuando lo necesites, no tienes que estar dependiendo de un solo ordenador. Si te vas de viaje, es lo más cómodo.

En definitiva, la nube es una forma perfecta de almacenar los ficheros de tus imágenes sin mayor problema. Ahora, también tiene unos riesgos cuando no guardamos las fotos de manera responsible.

subir fotos a la nube

¿Qué riesgos corres al subir tus fotografías a la nube?

Lo diremos de muchas formas: la nube por sí misma no es más insegura que cualquier ordenador personal, de hecho es mucho más segura. Lo que es peligroso al fin y a la postre es el usuario y la forma en que utilizamos la nube.

Cuando subes fotos a la nube, corres por tanto varios riesgos:

  • Privacidad e intimidad: que alguien visualice, descargue, copie o comparta tus fotos. Máxime si se trata de fotografías de contenido erótico, lo cual puede tener consecuencias terribles para ti a nivel personal, como habrás oído en más de una ocasión.
  • Reglamento General de Protección de Datos: imagínate que tienes un estudio de fotografía y guardas fotos de tus clientes… en la nube. Estás obligado a proteger la intimidad y privacidad de tus clientes. A ellos seguramente no les gustará que un día abran Google y puedan encontrarse con que salen ahí.
  • Seguridad: si alguien accede a tu cuenta en la nube, puede perfectamente borrar todas tus fotos, incluidas esas que hiciste en la selva mientras un tigre te atacaba, y que probablemente ya nuncase volverá a repetir. En definitiva, te quedas a dos velas.

Sí, muchas veces creemos que eso no nos va a pasar a nosotros. Pero hay mil y una situaciones imprevistas e inesperadas que nos pueden llevar a una situación desagradable. Se pueden dar muchos tipos de situaciones:

  • Te dejas el móvil un momento en la mesa y alguien puede utilizarlo para visualizar, compartir o enviar tus fotos.
  • Vas de viaje a algún sitio y abres tus fotos en un ordenador público o que no es tuyo, y corres el riesgo de que alguien pueda luego acceder a tu cuenta.
  • Tienes tus fotos copiadas y descargadas en tantos ordenadores distintos, que todo eso va dejando un rastro en todas las cuentas de ordenador donde tengas Google Drive o Dropbox.
  • Le das la contraseña de tu sincronizador de archivos a alguien para que suba archivos o descargue, y al final muchísima gente tiene la contraseña.

En definitiva, la gente se confía demasiado, hasta que un día alguno de estos riesgos se convierte en un problema real y entonces ya es demasiado tarde para solucionarlo.

  • Sanciones de la Agencia de Protección de Datos
  • Denuncias de clientes que han visto vulnerada su privacidad
  • Pérdida de información fotográfica
  • Divulgación de fotografías privadas y consecuencias personales
  • Etc.

Cómo guardar tus fotos en la nube de manera segura

subir fotografías a la nube

Ya sea que se trate de fotos personales, o fotos profesionales (eres fotógrafo), la nube puede ser una buena forma de almacenamiento. Las fotografías pueden ser pesadas y se toman con bastante facilidad, por lo que si acumulas miles y miles de fotos, lo lógico es que quieras tenerlas bien organizadas y bien ordenadas.

  • Tienes tus fotos seguras en la nube. Dataprius es un sistema de gestión de archivos, no un sincronizador. Por lo tanto, tus fotografías no se replicarán en diferentes equipos y dispositivos que uses.
  • Incluso si hubiera problemas de seguridad (por ejemplo un ransomware) que te impidan acceder a tu ordenador, podrías seguir accediendo a tus fotos desde cualquier otro dispositivo.
  • Disfrutas de total libertad para establecer permisos de acceso a determinadas carpetas, pero ninguna persona tendrá acceso a tu sistema de gestión de archivos.
  • Es un sistema escalable, si aumenta el número de fotos, puedes aumentar el espacio en disco. En ningún momento se te acaba.
  • Puedes programas tus copias de seguridad online externas para que puedas tener siempre tus fotos a salvo.
  • Cumples con la RGPD: si quieres guardar fotos de tipo profesional, con imágenes de terceros, la información quedará protegida y almacenada en servidores ubicados en España, y que cumplen con todos los requerimientos de la ley de protección de datos.

Si quieres guardar fotos en la nube de forma segura, te recomendamos que te des de alta ahora en Dataprius y empieces a disfrutar de todas sus ventajas.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies con fines estadísticos. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies