¿Existe patente de corso en Internet y en el Cloud Computing?

Si, en nuestros días sigue existiendo una Patente de Corso muy usada por la mayoría de las grandes empresas norteamericanas en Cloud, con algunas excepciones como Microsoft.

Empresas como Dropbox o Amazon disponen de una moderna Patente de Corso llamada Safe Harbor.

Nunca dejaron de existir los Piratas y desde luego los Corsarios. En general ambos términos se confunden a nivel coloquial pero no significan lo mismo. Un corsario es un pirata al que le otorgaron una licencia y por tanto es legal para ellos y aquellos que se la concedieron.

La patente de corso era un documento entregado por los monarcas de las naciones  por el cual el propietario de un navío tenía permiso de la autoridad para atacar barcos y poblaciones de naciones enemigas. Fue usado  desde la edad media hasta que se abolieron en 1856 en el Tratado de París.

patente-de-corso-en-cloudMientras que en Europa las empresas de servicios en Cloud tienen que cumplir unas estrictas normas de seguridad y privacidad, a las empresas de los Estados Unidos les basta con suscribirse al tratado Safe Harbor. Es como la licencia para matar del agente 007 más conocido como James Bond. Si eres Puerto Seguro, que así también se denomina a Safe Harbor, entonces puedes hacer lo que quieras que todo el mundo lo aceptará sin discusión.

European_Commission_block-255x300Todo esto, es de sobra conocido por la autoridades europeas y prueba de ello es que, ahora mismo ya existe un borrador en la Unión Europea para la suspensión del tratado Safe Harbor (Safe Harbor Suspension).

Las empresas como Dropbox justificándose en el tratado “Safe Harbor” confunden a las empresas de todo el mundo y en especial a las europeas sobre la legalidad, privacidad y seguridad de sus aplicaciones de almacenamiento en la Nube. Todo cabe bajo la suscripción de estas empresas a  Safe Harbor.

El caso que más indigna es precisamente el de Dropbox y por eso no nos cansamos de repetirlo. Dropbox ofrece una versión de su aplicación para empresas ignorando las leyes de privacidad y de protección de datos en Europa. Ante cualquier duda rápidamente te remiten a Safe Harbor.

Deben ser muchas las empresas que han caido en la trampa, yo creo que miles. Además, hay que tener en cuenta que cuando se navega por la web hay incluso blogs o abogados que recomiendan el uso de Dropbox para empresas. Para compensar un día me pondré a recomendar abogados sin titulación, o mejor, podemos instar a un tratado “Safe Lawyers” a ver que les parece.

Europa va a actuar en breve contra Safe Harbor

Europa va a actuar en breve y esa es la razón por la que empresas que se toman en serio las normas de seguridad y privacidad se están apresurando a obtener su aprobación por parte de las autoridades europeas. Recientemente Microsoft lo ha obtenido gracias a su preocupación por el cumplimiento de las normas y a que ya dispone de servicios en Cloud en territorios de la Unión Europea, concretamente en Dublín (Irlanda).

No es casualidad que Dataprius, hace ya 6 meses, ante el cierre de Nirvanix escogiera Microsoft Azure (Irlanda) como almacenamiento secundario y redundante de los archivos. Antes usaba el almacenamiento de Nirvanix en Alemania, por cierto 18 veces más caro que Amazon dónde almacena los archivos Dropbox.

us-discovery-european-privacyEl fin de Safe Harbor dará un respiro a las empresas europeas de Cloud Computing porque a partir de ese momento podrán competir en igualdad de condiciones. Hay que tener en cuenta que el cumplimiento de las normas conlleva unos costes que pueden suponer hasta 16 veces el precio por 1Gb de datos almacenado.

Las empresas europeas deben afrontar unos gastos que repercuten en sus precios. El solo hecho de tener que ser empresas legales que residan en la Unión Europea implica: estar dado de alta como empresa, no poder usar paraísos fiscales y pagar impuestos. A todo esto, hay que sumarle los costes en infraestructuras y personal para cumplir con las normas de seguridad y privacidad.

Tenemos claro que estas  normas no son un capricho de los gobernantes y que intentan proteger la información de los usuarios que contratan esos servicios. Se quiere que haya una empresa de real y verdadera tras los servicios en Cloud, que no comercie ni comparta  la información de sus clientes con terceros y que no desaparezca algún día sin más. Se trata de impedir situaciones rocambolescas como la que plantea también Dropbox, mis favoritos, que te remiten a los tribunales de California en caso de haber problemas. Prepare usted el billete de avión y un abogado en California si existe algún problema con el servicio.

patente-de-corsoAnte esta desigualdad, dentro de poco ya no tendrá cabida exponer que se dispone de Safe Harbor. Europa no puede seguir imponiendo normas a sus empresas mientras otros se las saltan impunemente compitiendo de forma agresiva como  corsarios.

Las autoridades europeas tienen dos caminos en cuanto al Cloud Computing , uno es hacer cumplir las normas a las empresas norteamericanas. El otro sería igualar las condiciones de trabajo de las empresas europeas incluyendo la seguridad y privacidad, para que se pueda competir en igualdad de condiciones, esto último implicaría:

  • Que las empresas europeas no tengan que tener sede en Europa.
  • Que estén exentas fiscalmente.
  • Que puedan almacenar archivos en cualquier lugar del mundo incluso utilizando paraísos fiscales.
  • Que no tengan que realizar contratos a sus empleados según el régimen de seguridad social del páis origen.
  • Que se eliminen las leyes de privacidad y protección de datos en todos los paises de la Unión europea.

Parece lógico que de las dos opciones se opte por la primera. De esta forma, las empresas europeas de Cloud Computing podrán hacer frente en cuanto a precios a todas aquellas que hasta el momento han actuado bajo su Patente de Corso.

Para el que aún tenga dudas aqui tiene un enlace de la Agencia Española de Protección de Datos: Transferencias internacionales de datos. Nota : Las normas españolas están redactadas y se atienen a las directivas europeas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *