Existe un Cloud de consumo y un Cloud para empresas y profesionales

Vivimos en la era de las aplicaciones de uso masivo, no cabe ninguna duda. Es una especie de explosión evolutiva, tal y como ha ocurrido tantas veces en la historia natural y en la de la humanidad.

La evolución al contrario de lo que muchos defienden, no consiste siempre en hacer algo totalmente nuevo. La evolución consiste sobre todo en adaptar lo que ya existe a un nuevo entorno.

Mucho antes de existir Whastapp ya existía el Chat. La adaptación, consistió entonces en llevar el Chat a un entorno nuevo, como son los Smartphones y aplicar una técnica de expansión reproductiva, osea que cuando alguien tiene el programa puede invitar a numerosas personas a usarlo, esto a su vez provoca que esas otras personas inviten a otras más.publico-frente-cloud-computingLa evolución natural nos ha enseñado que no sólo se genera una especie. Al principio aparece una especie que “invade el mundo” después se diversifica en multitud de otras especies que obtienen ventajas mediante la adaptación y la especialización. Normalmente la primera especie acaba extinguiéndose.

Si, el origen de todos los peces es un sólo pez, este primer pez invadió los mares pero con el tiempo desapareció y fue sustituido por otras especies más evolucionadas. Los sustitutos del primer pez empezaron de forma modesta, pero muy bien adaptados a otros entornos dónde el original tenía menos capacidades.

La evolución de Cloud Computing no va a escapar de las leyes naturales. Estamos en un momento en el que triunfan las aplicaciones de uso masivo o de consumo, son como el primer pez. Hay entornos dónde esas aplicaciones no son útiles porque carecen de las características necesarias.

Las aplicaciones de consumo normalmente no son útiles en las empresas ni para los profesionales. Las aplicaciones de consumo comprometen la seguridad, el control y la privacidad en las empresas. Una empresa no se puede servir de un Cloud Computing diseñado para su uso masivo como los Discos Virtuales, las grandes empresas lo saben pero no tanto las Pymes.

Las Pymes, en muchos casos no han tenido acceso al conocimiento de esos mecanismos de de control de la información, simplemente porque no han tenido acceso a los sistemas que manejan las grandes empresas.  Es por eso, que las Pymes tienden a utilizar justo lo que conocen, que son las aplicaciones de consumo, con el tiempo se dan cuenta de que son del todo inapropiadas y buscan alternativas, es el momento de adquirir conocimiento y buscar aquello que de verdad se adapta a su entorno.

conocimiento-cloud-computingPrecisamente es el propio Cloud Computing el que pone ahora a disposición de las Pymes esos mecanismos que antes le eran inalcanzables por estar suscritos al ámbito de las grandes empresas. Hay una invasión de productos en Cloud de consumo que incluso se disfrazan con la intención de parecer útiles en el entorno profesional, al final se impondrá la evolución y se sabrá distinguir para que es cada cosa.

Para finalizar, decir que últimamente a los productos de consumo se les llama Cloud Público y a los de empresa Cloud Privado, esta distinción me parece acertada y proporciona una idea de la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *