El Cloud Computing cambiará el valor inmobiliario y el concepto de las ciudades.

Imagina ciudades sin atascos. Imagina ciudades dónde los edificios de oficinas ya no tienen sentido. El personal de las empresas puede trabajar de forma no presencial o semi-presencial. Pues esto ya está empezando a ocurrir. Existen muchas empresas que ya solo requieren presencia física para la atención personal, el resto del trabajo se hace en la Nube. Esto posibilita que los centros de trabajo de las empresas no tengan que estar en edificios en las grandes ciudades, las empresas pueden elegir otras localizaciones allá dónde llegue Internet.

ciudad-cloud-smart-city

Cuando una empresa tenga 100 empleados no necesitará que esos empleados estén en el centro de una gran ciudad. las distancias no tienen importancia si la inteligencia de la empresa se desarrolla en la Nube. Existen sectores en los que este fenómeno ya se está produciendo, citaré algunos: Despachos de arquitectos, de diseño industrial, de abogados y, cómo no, en las Empresas de Tecnología.

Antecedentes

Existen despachos de arquitectos a nivel internacional dónde nunca se pone el Sol. Me refiero a que los proyectos nunca se detienen porque trabajan en Cloud. Cuando un Ingeniero de Nueva York deja de trabajar a las 18 horas, un compañero en Londres retoma el trabajo dónde este lo dejó, después cuando este ha terminado otro compañero lo revisa en Hong Kong, unas horas después se continúa en Nueva York. Nosotros mismos tenemos clientes que utilizan ya nuestro sistema para que un Ingeniero de Brasil trabaje con un proyecto de Barcelona, ese proyecto también se desarrolla de forma continua.

Si bien nuestro fuerte por el momento no son los los despachos de Arquitectos, si lo son las Gestorías, los despachos de Abogados y las empresas de Ingeniería, una de ellas, Dastec, trabaja a nivel global diseñando y comercializando dispositivos electrónicos de medición. El Cloud Computing facilita que un Ingeniero electrónico de Vancouver participe activamente con sus compañeros en Argentina.

En definitiva la Nube proporciona el entorno para que no sea necesario el antiguo formato de una oficina dónde todos los empleados acuden a trabajar a diario. Es más, posibilita la colaboración con especialistas y profesionales que se pueden encontrar en el otro lado del mundo.

A medida en que el Cloud penetra en la estructura empresarial de las ciudades los cambios tendrán efecto. Las oficinas quedarán relegadas para su uso comercial o para reuniones eventuales cuando se decida que hay que verse personalmente.

Hay casos extremos. Tengo contacto con el propietario de una empresa de desarrollo de aplicaciones móviles en Tel Aviv. Debido a la situación del permanente conflicto Árabe-Israelí, este hombre decidió hace un año vender su casa y un local de oficinas. Ahora toda el empresa está en la Nube, tienen oficinas de alquiler mucho más reducidas y cerca de la playa.  Los empleados reconocen esto como un plus por trabajar en esta empresa. Todos saben que en caso de conflicto su empresa está allí dónde ellos estén porque está en la Nube.

El Cloud y la nueva economía

La nueva economía es la que se basa en el trabajo colaborativo y el uso de servicios en Cloud. Las ciudades ya no serán el centro de la creación ni del desarrollo del trabajo en muchos sectores. Para mi, personalmente en todo esto existe una especie de justicia cosmológica, no se bien como llamarla. En España tras el estallido de la Burbuja Inmobiliaria y la crisis resultaba imposible para cualquier emprendedor encontrar financiación para su proyecto. Los “empresarios” del ladrillo que se retiraron a tiempo siguen viviendo de los tremendos beneficios que obtuvieron el aquella época, pues no conozco ni un solo caso en que alguno de estos “empresarios” haya invertido en ningún proyecto de los tantos y buenos que se que andan por ahí. Las tremendas fortunas acumuladas en este sector no han creado economía, son los sectores más tradicionales y de paso diré que más abiertos a las nuevas tecnologías en Cloud los que hacen economía real.

La prospectiva indica que el valor de los inmuebles en las grandes ciudades, hablamos de edificios de oficinas, caerá y un factor que influirá fuertemente en esto es el Cloud Computing. Las ciudades seguirán siendo un lugar de residencia pero no tanto de trabajo, ya no es necesario que una empresa acumule trabajadores en el centro de la ciudad.  Por otro lado las empresas tenderán a localizarse en lugares tradicionalmente turísticos o vacacionales, el Cloud en definitiva les permite trabajar dese cualquier lugar y en cualquier momento.

Existen incluso lugares ecológicos y creados bajo esta perspectiva. También el Cloud tiene su fuerte influencia en esto. Hablo por ejemplo de la ciudad ecológica de Masdar en Abu Dabi. ¿Qué empresa multinacional se iría a este lugar en el otro lado del mundo si no se pudiese trabajar a diario en Cloud? Además la Nube puede funcionar de forma muy eficiente con energías renovables, tampoco se necesita el papel.

Masdar Ciudad Ecológica en Abu Dabi
Masdar Ciudad Ecológica en Abu Dabi
Mas Información: Video sobre la ciudad de Masdar

Un comentario en “El Cloud Computing cambiará el valor inmobiliario y el concepto de las ciudades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *