El Cloud se adapta a las necesidades de capacidad y consumo de cada empresa.

El Cloud se adapta a las necesidades de capacidad y consumo de cada empresa.

Tanto si se trata de una Pyme con 4 empleados, como si se trata de una multinacional con 400 empleados en distintos lugares del mundo los servicios Cloud se adaptan a cada situación. Todas las aplicaciones o servicios de Cloud Computing proporcionan siempre esta ventaja.

Nuestra experiencia nos dice que en el mundo de las Pymes esta característica del Cloud es poco conocida. En entornos más técnicos en informática, a esto se le llama “Escalabilidad” osea la posibilidad de un sistema de hacerse más grande o más pequeño según se necesita. La Escalabilidad es por tanto una característica inherente al Cloud Computing.

cloud se adapta a empresasCon nosotros, al igual que en la mayoría de servicios en Cloud, se puede abrir una cuenta para 6 usuarios con 100Gb de almacenamiento, después puede ampliarse a 32 usuarios y 400Gb de almacenamiento. En nuestro caso incluso permitimos la reducción de las cuentas reintegrando las cantidades abonadas en intervalos mensuales.

Se trata de una característica que proporciona la ventaja de consumir justo lo que se necesita.

En el antiguo modelo de sistemas informáticos para las empresas, estas se veían obligadas a comprar servidores e instalar infraestructuras haciendo previsiones de uso.

Lo habitual era que las empresas afrontasen una inversión sustancial en servidores y equipos bajo unos pronósticos de uso inciertos. Pasado un tiempo, era prácticamente imposible que tanto el software como los servidores adquiridos se adaptasen a las necesidades reales de la empresa. Había otros factores que se ignoraban, no en cuanto al número de usuarios, el problema es que el software cambiaba y al mismo tiempo los servidores se quedaban obsoletos.

Todo el que no haya vivido en una cueva durante los últimos dos decenios sabe que cualquier equipo informático se queda antiguo en poco tiempo. La obsolescencia de los equipos es un grave problema para las empresas. Por un lado le impide incorporar nuevas funcionalidades o software que sólo funciona en equipos más modernos. Por otro lado aumenta considerablemente el riesgo de ataques informáticos y virus ya que los equipos más viejos son mucho más vulnerables. También suele ocurrir que si los equipos lo permiten cuando se instala nuevo software este funciona de manera muy lenta porque esta diseñado para equipos más recientes. En la medida en que los equipos se hacen obsoletos también aumentan los gastos de mantenimiento.

El Cloud Computing por tanto, no solo soluciona el problema de la escalabilidad y permite el consumo por uso. También libera a las empresas del problema de la obsolescencia de los equipos. Hoy en día no se entiende que una empresa y menos una Pyme no se libere de la pesada carga de tener servidores en sus oficinas. Deben ser muy pocos los casos en que haya que instalar algo en la empresa, en la mayoría de los casos se trata de aplicaciones muy especializadas que aún no se han desarrollado para el Cloud.

Recibimos mutitud de consultas desde nuestra web preguntando si nuestro sistema es ampliable en capacidad y número de usuarios. Quizá, nuestro error, es que estemos dando por hecho que todo el mundo sabe que los sistemas en Cloud son escalables. Suponemos que todo el mundo sabe que cuando contratas un servicio en Cloud puedes hacerlo según tus necesidades.

cloud-softwareEn el conocimiento popular aún no se ha extendido la idea del Cloud, de esto estamos casi seguros. En concreto en las Pymes, que no en las grandes empresas, se sigue teniendo el concepto de que hay que adquirir un software con un  número fijo de licencias de usuario e instalarlo en servidores de una determinada capacidad. Yo pienso que si voy a comerme una manzana no es necesario comprar una bolsa con tres kilos de manzanas, seguramente se me estropearán, osea quedarán obsoletas.

Otra ventaja relacionada con los anterior es que el software en Cloud no se queda antiguo porque está continuamente actualizándose según las necesidades de los clientes. Antes era necesario esperar a que la empresa de desarrollo del software lanzara una actualización que normalmente llegaba en CD. Por el contrario, el software en Cloud se actualiza directamente desde la Nube. Otra ventaja de esto es que se mantiene un alto grado de seguridad, si se detecta un problema no habrá que esperar una semana a que nos llegue el CD de la actualización y que el informático de la empresa lo instale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *