El caso Amazon y la responsabilidad de gestionar el repositorio digital de su empresa

El caso Amazon y la responsabilidad de gestionar el repositorio digital de su empresa

Un dato significativo, más allá de los 140 millones de euros que le ha costado a Amazon la caída de su repositorio digital el 28 de Febrero, son las razones que llevaron a la caída de medio internet. Y, aún más que eso, las consecuencias en términos de confianza.

Desde nuestro equipo toda precaución es poca, nos decimos cada día. Realmente lamentamos las consecuencias que ha tenido tanto para Amazon como para sus clientes este error. Pero nos ayuda a aprender y a, cada día más, creer en nosotros y en el buen soporte que damos a nuestros clientes. Internet se ha inundado de críticas de muy alto calibre llegando al punto de cuestionar la capacidad de Amazon para construir una nube segura, sin fallos.

¿Fallo humano?

La razón fue un simple pero desafortunado fallo humano. Fallo que a todos los efectos, es inimaginable que ocurra a una empresa con los estándares de calidad de Amazon. Un miembro del equipo del servicio Amazon S3 erró al ejecutar un comando. Este comando debía remover una serie de servidores sin consecuencias alguna. ¡Pero! incluyó una secuencia en la línea de código que afecto a otros servidores, provocando su reinicio y suspendiendo el servicio.

caida-amazon-28-febrero. repositorio digital. Dataprius

Esto es lo que sucede cuando proyectos del calibre de: Quora, IFTT, Slack o Business Insider y otros cientos de importantes medios. Quedan fuera de línea o parcialmente inutilizados por la caída de su almacenamiento.

No nos cabe imaginar los duros momentos de presión que sufrieron. Aunque nuestro equipo los vive cada día intentando que nuestro servicio sea lo que nuestros clientes esperan. Mejorándolo para conseguir un entorno seguro, fiable y de alta disponibilidad para el desarrollo del ejercicio profesional de nuestros clientes.

Solo una enseñanza más: “no importa lo grande que seas o lo importante de tus clientes”. No te confíes nunca, mejorar continuamente es la única forma de seguir adelante intentando ser siempre el mejor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *