En tecnología una empresa pequeña puede crear un producto mejor que una grande.

En tecnología una empresa pequeña puede crear un producto mejor que una grande.

En el mundo de la tecnología informática y en concreto el del desarrollo de aplicaciones, existen muchos casos en que las pequeñas empresas han superado a las grandes.

A pesar de esta evidencia, existen sectores que no lo han comprendido.

Hay dos mundos que no admiten que una empresa pequeña puede ofrecerles algo mejor que una grande.

Estos dos mundos son: las grandes empresas y las instituciones públicas.

En el caso de las instituciones públicas existe una gran contradicción. Por un lado se supone que los gobiernos han de estimular los desarrollos tecnológicos del país, existen campañas constantes que pretenden favorecer el emprendimiento, subvenciones con dinero público para promover empresas innovadoras, muchos discursos políticos que están orientados en este sentido.

A la hora de la verdad, las instituciones públicas no buscan empresas locales que le puedan proporcionar los servicios que necesitan, al final recurren a los grandes con un gran dispendio económico, los servicios tecnológicos de las instituciones públicas terminan siendo gestionados por consultoras y por grandes empresas del tipo Microsoft, IBM, Oracle, etc.

Si nunca dan oportunidad a empresas más pequeñas, desde luego colaboran poco para que un día sean grandes. El fenómeno de la marca no tiene tanta validez en el mundo de la tecnología. Al comprar y fijarse más en la marca que en el producto se hacen gastos enormes sobre productos que quizá no están a la vanguardia.

En el ámbito estratégico internacional, ya sería el momento en que los países apostasen por la independencia tecnológica con respecto a los Estados Unidos, dominante en este terreno. No hace falta que hablemos del estado de las relaciones comerciales con Donald Trump en la Casa Blanca. Quizá las instituciones públicas podrán ser las primeras.

Empresas pequeñas que crearon productos tecnológicos mejores que las grandes.

Veamos algunos ejemplos para recordar que esto ha venido siendo normal en el mundo de la tecnología y de Internet.

Apple

Pequeña empresa con dos personas al inicio: Steve Jobs y Steve Wozniak.

Crean productos que superan al  grande, en aquel tiempo un ordenador personal que competía contra su rival, nada menos que IBM.

Creadores Apple

Google

Proyecto con solo dos personas al inicio: Larry Page y Sergey Brin

Crean un buscador llamado Google que supera al grande llamado Yahoo.

Creadores Google

Facebook

Creada por una persona: Mark Elliot Zuckerberg

Crea una red social que supera la red por excelencia del momento que era MySpace.

WhatsApp

Pequeña empresa con dos personas al inicio: Jan Koum y Brian Acton

Compitiendo con todas las aplicaciones de las poderosas teleoperadoras.

LAS VENTAJAS DE LAS PEQUEÑAS EMPRESAS

  • Para sobrevivir, la mayoría de las pequeñas empresas tienen que adoptar un enfoque más estrecho de mercado. Al hacer esto, pueden desarrollar una excelente reputación de servicio en ese mercado estrecho.
  • Los propietarios de las pequeñas empresas están muy cerca de sus mercados, razón por la cual comparten las mismas experiencias que sus mercados.
  •  Las pequeñas empresas son más sensibles a las necesidades de los clientes. Frecuentemente pueden crear productos y servicios que satisfacen necesidades personalizadas, y en muy breve tiempo.
  • Sorpresa. Las mejores pequeñas empresas entienden el valor de sorprender a sus clientes de vez en cuando. La innovación es más frecuente.
  • Transformación. Las pequeñas empresas pueden obtener nuevos datos de un mercado, y dramáticamente cambiar su modelo de negocios para aprovechar nuevas oportunidades.
  • Asociaciones. Las pequeñas empresas inteligentes crean redes de negocios con socios estratégicos y satisfacen las necesidades de sus clientes de la mejor manera.
  • Educación. Debido a la ausencia de grandes presupuestos publicitarios, las pequeñas empresas deben educar a sus prospectos antes de poder venderles.
  • Este proceso de creación de confianza modifica la naturaleza de la venta y produce relaciones de calidad con los clientes.
  • Personalización. Las pequeñas empresas son personales. Los mercados de hoy quieren tratar con negocios que les permitan conectarse con algo más que productos y servicios. Las pequeñas empresas pueden transmitir sentido de pertenencia.
  • Pasión. Después de todo, ¿para qué alguien crea una pequeña empresa sino es por la pasión de emprender? La pasión y el propósito son contagiosos.

Experiencia personal y el campo de batalla

Para una empresa pequeña lo mejor es centrarse en ofrecer su producto al sector privado, inicialmente las empresas grandes rechazarán automáticamente el producto o servicio, la innovación y la perspectiva de los grandes es prácticamente nula. Siempre preferirán el producto o servicio de una marca conocida o el que le recomienda su consultora.

En cuanto al sector público el rechazo es aún mayor. Las entidades públicas están abonadas a las grandes marcas y existen intereses que en muchos casos se nos escapan. Todo esto es una realidad palpable. Ocurre con un producto consolidado como Dataprius. Recientemente Adif (una entidad pública empresarial española dependiente del Ministerio de Fomento) prefirió gastar 6 millones de euros en Microsoft 365 sin ni siquiera probar Dataprius que lo supera en precio y prestaciones. Quizá sea necesario abrir oficina en Estados Unidos para que una entidad pública española considere un producto español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *