En el almacenamiento en la Nube, el número de usuarios determinan la plataforma a utilizar

Shares

El Almacenamiento en la Nube ha sido adoptado por la mayoría de las empresas de una forma precoz y precipitada.

Muchas empresas han recurrido directamente a las herramientas conocidas sin valorar su viabilidad o desempeño en un entorno con muchos usuarios.

Almacenamiento en la Nube. Red de ordenadores conectados.

La adopción precoz de plataformas como Google Drive se demuestra cuando en Dataprius recibimos cientos de mensajes relativos al tema. Nos preguntan si el sistema es adecuado para muchos usuarios, se comprueba que tienen un problema por la incapacidad de gestionar su almacenamiento cuando la empresa tiene bastantes empleados. No encuentran los archivos, no saben realmente quien los tiene, quien los ha cambiado de lugar ni en cuantos dispositivos está la información, los conflictos son la tónica general.

Las Pymes andan muy perdidas en esto. Muchas veces, estas decisiones se toman bajo el criterio de cuanto más conocido mejor. Cuanta más capacidad mejor, cuanto más barato mejor. En el almacenamiento en Cloud ha habido incluso una competición por ver quién daba más Gbs gratuitos. Ha habido incluso una época en la que parecían empresas que ofrecían capacidad ilimitada. Un almacenamiento en Nube no es mejor por tener más capacidad, todo depende también de sus prestaciones, de su operativa.

Un entorno diseñado para uso individual no es adecuado para un colectivo o empresa.

Para uso individual, un sincronizador como Google Drive es fantástico, es tremendamente sencillo y práctico. Podrás mantener una copia de los archivos en la Nube con total facilidad. Ojo, que estamos hablando para un usuario.

En una empresa o colectivo queremos que varias personas entren y dispongan de acceso a los archivos, organización, gestión de permisos y acceso controlado, eso es otra cosa.

Los almacenamientos que sincronizan archivos, llamados también Discos Virtuales, nacieron y fueron diseñados para uso particular. La mayoría, permiten agregar usuarios o compartir los archivos con otros pero esto es solo un añadido posterior.

En general, si obviamos la protección de datos, a nivel particular un Disco Virtual resultará ser una solución excelente.

Lo que hace un sincronizador es mantener copias de las carpetas y los archivos en la Nube. El modelo más simple es cuando se tiene instalado en un ordenador.

Almacenamiento mediante sincronización de archivos con Disco Virtual con uno solo ordenador conectado.

Bajo esta dinámica de funcionamiento, si se pone un archivo en una carpeta del ordenador entonces se sube a la Nube. Si se borra o modifica una carpeta o archivo entonces los cambios se hacen en la Nube, es decir se sincroniza. Como estamos en el caso de una sola persona y de un solo dispositivo no suele haber problemas.

Cuando se usan más dispositivos, más usuarios conectados, la cosa se complica.

Se espera tener todas las carpetas, su fisonomía y sus contenidos de forma similar en todos los lugares.

Almacenamiento mediante sincronización de archivos con Disco Virtual con varios ordenadores conectados.

Habrá varias personas que acceden a los mismos contenidos de la Nube y que sincronizan en diferentes dispositivos.

Ya tenemos una situación un tanto más caótica, dependiendo del usuario habrá diferentes versiones de los archivos en diferentes dispositivos, esto provoca los conocidos “Conflictos de archivo”, además cada uno puede manipular la estructura de carpetas.

Una misma cosa no puede estar en dos sitios al mismo tiempo. Mientras más copias tengamos repartidas de los archivos, en más dispositivos y con más usuarios, más probabilidades existen de que esas copias sean diferentes, de hecho es natural que ocurra. Ni pensemos en privacidad, seguridad y protección de datos, ese tema es para otros artículos.

Almacenamiento mediante sincronización de archivos con Disco Virtual con muchos usuarios conectados.

La sincronización fue diseñada para uso individual. Si se utiliza en un entorno con múltiples usuarios los problemas son inevitables. En una empresa, los archivos estarán repartidos en multitud de dispositivos de múltiples usuarios. Cada usuario es libre de hacer cambios sobre esos archivos incluso si se encuentra desconectado del sistema.

Con muchos usuarios. Es tan importante su gestión como el propio almacenamiento.

Si un Google Drive ya presenta problemas con unos cuatro usuarios, imaginemos una empresa con 100 empleados o quizá con 400 empleados.

Un sistema pensado para muchos usuarios debe utilizar otras dinámicas. Un funcionamiento que facilite la gestión de los usuarios y no permita modificaciones o conflictos sobre el sistema de carpetas organizado de la empresa.

Pues a estas alturas y con usuarios en más de 20 países del mundo, seguimos apostando por nuestra plataforma Dataprius que realmente fue pensada como Intranet para empresas con un ilimitado número de usuarios. Un almacenamiento en la Nube diferente y apropiado para empresas.

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.