Demasiada atención al WhatsApp y poca a los emails corporativos.

Demasiada atención al WhatsApp y poca a los emails corporativos.

Ocurre con el WhatsApp. Cuando una empresa envía un correo desde una dirección email con su dominio de Internet está demostrando al receptor su identidad. Esto no ocurre de ninguna manera ni con WhatsApp ni con cuentas de correo gratuitas con Gmail o Hotmail. Yo me pregunto ¿Comprenden las Pymes que la identidad digital es muy importante?

En el mundo digital la identidad de las empresas es fundamental porque va vinculado a su reputación.

whatsapp o correo. Dataprius

Para una empresa, sea del tamaño que sea, no es conveniente utilizar medios que permiten la suplantación de su identidad. Cualquiera puede  puede registrarse en Gmail o Dropbox con el nombre o identidad que quiera, también en WhatsApp. Prueba ahora a registrar una cuenta de correo en Gmail poniendo que eres Angela Merkel y lo harás sin problemas, solo tendrás que acudir al ingenio para que tu dirección de correo sea más o menos creíble. Lo mismo ocurre con WhatsApp, puedes editar tu identidad y registrarte con la imagen y el nombre que tú quieras.

El abandono, la dejadez o la simple ignorancia permiten que todos los días haya muchas estafas por suplantación de la identidad. La reputación de la empresa va también con ello. Una empresa que usa medios gratuitos que permiten la suplantación de su identidad, tiene una reputación lamentable. Una Pyme que usa Gmail, Dropbox, Drive y WhatsApp no puede dar credibilidad a sus comunicaciones, cualquiera se puede hacer pasar por esa empresa.

Demasiada atención al WhatsApp y poca a los emails corporativos.

Se observa una tendencia al uso continuado de WhatsApp y al abandono sistemático de la atención a los correos. Esto es muy palpable, la gente tarda mucho más que antes en responder a los correos.

Los mensajes serios y que realmente no hacen perder el tiempo, son los que nos llegan al email corporativo de la empresa, no obstante la gente está absorbida por WhatsApp dónde se pierde gran parte del tiempo enviando y recibiendo trivialidades. Mantener la relación con los clientes mediante WhatsApp es tedioso, sin privacidad, sin seguridad y crea un estrés innecesario.

La comodidad de WhatsApp es contraproducente en la empresa.

El correo de empresa es un medio privado. Medio que permite conocer la identidad de la empresa. Que nos obliga en cierto modo a no establecer una comunicación basada en banalidades. No es tan difícil comunicarse con los clientes y proveedores por correo electrónico. Se ha venido haciendo en los últimos 25 años, la facilidad  es extrema. en la actualidad los Smartphone, permiten incluso configurar nuestras cuentas de correo corporativo. Ser vagos para esto, hace que se emplee mucho tiempo con las banalidades de otros medios de comunicación.

A nivel personal también  aparece el problema de mezclar el trabajo con la vida personal. En WhatsApp los avisos llegan y nos vemos obligados en cierto modo a estar constantemente mirando el móvil. Esto no ocurre con el correo corporativo. Correo al que vamos a mirar sabiendo que lo que llega es trabajo y no cuestiones personales. Es sano diferenciar una parcela de la vida de la otra si no queremos ser esclavos digitales.

Estas razones han llevado a muchas empresas a la prohibición de utilizar medios de comunicación de consumo a sus empleados. En muchos casos también suponen una vulneración flagrante de las leyes de protección de datos. Ojo porque la empresa es responsable ante la ley  y pagaría las sanciones o implicaciones penales. Si el empleado quiere usar WhatsApp, Drive, Dropbox, Gmail etc. debe hacerlo a nivel personal bajo su responsabilidad, desde luego nunca en tiempos de trabajo.

El primer paso de la identidad de una empresa.

Es elemental, que cualquier empresa de cualquier tamaño debe registrar su dominio de Internet. La mayor parte de las empresas de registro de dominios ofrecen además correo electrónico y hosting para la web. Es muy económico y desde el primer momento ya se está obteniendo identidad en la Red. Yo personalmente cuando veo empresas que usan Gmail siempre pienso que es el colmo de lo cutre. ¿No tienen unos 14€ al año para tener algo de reputación e identidad de empresa?

En nuestro caso. La personalización de nuestras aplicaciones.

En nuestro caso, Dataprius ofrece la personalización de las aplicaciones con los logotipos de la empresa contratante. Me veo en la situación habitual de tener que explicar a las empresas que esa personalización la tenemos que realizar nosotros. Ellos no tienen un lugar en las aplicaciones para subir sus logotipos. El motivo e muy sencillo ¡Identidad de la Empresa! No podemos permitir que alguien registre una cuenta gratuita y se haga pasar por quién no es.

Si recibes un email desde Dataprius, con o sin documentos, estás seguro de que se trata de quién dice ser.

 

concentrados-en-whatsapp-Dataprius

La seguridad también tiene su papel en todo esto.

La suplantación de la identidad: ya sea por Dropbox, Gmail, Facebook o el mismo WhatsApp es un medio que se utiliza para violar la seguridad. Un Hacker. Prefiere que le proporcionemos las claves de algo antes que tener que estar meses programando para intentar reventar un sistema.

La mayoría de las vulneraciones de seguridad de las empresas se realizan por lo que ellos denominan la Ingeniería Social. Es tan fácil como hacerse pasar por alguien que no eres y que amablemente te proporcionen unas claves.

 

 

Un comentario en “Demasiada atención al WhatsApp y poca a los emails corporativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *