El Cloud Computing no es tan complicado. Dos formas de ir al Cloud.

Para cualquier tipo de empresa  la pregunta no es si ir o no al Cloud, sino cuándo y cómo.

Existe un lío de mil demonios cuando alguien busca información sobre el Cloud en Internet. Cualquiera queda abrumado y termina cerrando el navegador con una confusión mucho mayor que cuando empezó.

confusión sobre la Nube

Decepción y lío buscando en Google

La mayoría de los usuarios o empresas buscan cierta funcionalidad o servicio en Cloud, en cuanto comienzan las búsquedas en Google se ven desbordados por resultados relacionados con proveedores Cloud.

A esto además, hay que sumarle aquellas aplicaciones que, no siendo realmente de la Nube, están utilizando la palabra Cloud con fines comerciales, en muchos casos una aplicación antigua a la que incorporan una web de escasa utilidad.

En ocasiones, el usuario sólo quiere saber qué es la Nube, para qué sirve o cuáles son los servicios de los que puede disponer, pero al final le resulta casi imposible llegar a una conclusión coherente.

¿Por qué ocurre esto?

A veces creo que un día iré al supermercado y los pollos tendrán una etiqueta que pondrá “Cloud Computing”.

Muchas empresas de software e incluso de hardware que venían obviando el cambio hacia la Nube, ahora quieren presentarse como empresas de la Nube. Existe una desesperada pugna por ser más “Cloud Computing” que la competencia.

Esto tiene un motivo real y tangible, el cliente demanda servicios y aplicaciones en la Nube.

Aunque no se tenga muy claro de que va todo esto, en el imaginario colectivo ya ha calado la idea de que la Nube significa al menos ubicuidad. La gente quiere tener sus archivos y sus datos disponibles todo el tiempo y accesibles a través de sus dispositivos móviles. A esto, ahora se suma  y empieza también a penetrar la idea de seguridad. Sobre todo en las Pymes ya se extiende el concepto de que los proveedores Cloud cuentan con medios y medidas de seguridad muy superiores a los de su departamento de informática.

En cuanto a la ubicuidad, la evolución es muy palpable. Un dato, mientras que en el año 216 el acceso desde nuestra aplicación web se realizaba en un 50% mediante PC y otro 50% mediante dispositivos móviles. A día de hoy el acceso mediante dispositivos móviles es del 80%. Por ese motivo la hemos mejorado y actualizado dos veces en este período.

Tras el último ataque masivo de Ransomware que dejó sin funcionar a muchas empresas, ya se ve claramente que no es tan mala idea delegar la custodia de los datos a un proveedor externo.Aquellas empresas que habían externalizado ciertos servicios hacia la Nube no tuvieron problemas porque sencillamente estos servicios estaban fuera de su red.

Para quien aún tenga dudas conceptuales, un ejemplo muy sencillo para entender ésto sería: si guardas un archivo en la carpeta “mis documentos” de tu ordenador, sólo podrás acceder a él, a través de ese ordenador, y por tanto si éste es infectado por un virus, el archivo lo hará también. En cambio, si ese mismo archivo lo guardas en la nube, quedará almacenado en un servidor externo, y podrás acceder a él desde cualquier lugar y dispositivo, está en otro sitio.

pensar en nube

Que los empleados del departamento de informática (IT) quieran conservar sus puestos de trabajo no impedirá que tarde o temprano la empresa traslade los servidores a la Nube. Los medios ya existen, ese servidor de base de datos Oracle que mantiene el departamento de informática y que debido al ataque de Ransomware dejó inoperativa a la empresa ya puede ser trasladado al Cloud, si claro, a mismo Cloud de Oracle y hacerlo inmune a estas incidencias catastróficas. Tarde o temprano los jefes se van a enterar de esto. En lugar de oponerse a la evolución yo creo que es mejor adaptarse a los cambios, es además una ley de la naturaleza.

Añadir a esto que un empleado de IT no debería temer por su trabajo con la llegada de la Nube. Trabajo va a tener siempre dentro de la empresa. Lo que pasa que ahora puede dedicar más tiempo a otras tareas y desarrollar o mejorar otros aspectos de la operativa de su empresa. La supervisión de los sistemas Cloud, la integración y los nuevos servicios que se van a crear, justifican un reciclaje profesional que ha de comenzar desde ahora mismo. La historia se repite una y otra vez, del mismo modo que los contables abandonaron sus libros de contabilidad y comenzaron a usar Excel, ahora el personal de IT debe estar al día de los cambios que la revolución de la Nube está originando y aplicarlos.

¿Entonces que dos formas hay de ir a la Nube para las empresas?

El primer consejo es olvidarse de las siglas como PaaaS, Saas o de frases comerciales como Cloud Híbrido, Cloud Privada y bla, bla, bla.

servicios en la Nube

Te contaré un secreto: A los informáticos, a los comerciales y a las grandes empresas de software les encanta utilizar siglas e introducir palabras en inglés dentro de las frases en español, esta es una estrategia de venta dentro de las muchas que se manejan. Mientras que en el terreno de la divulgación científica los editores se esfuerzan en no emplear palabras técnicas, en el mundo de la informática es todo lo contrario. La técnica consiste en apabullar al oyente mediante el  empleo de términos que el otro no sepa. Una vez te han soltado varias siglas y una buena cantidad de palabras en inglés ya te han convencido de tu ignorancia. Te lo dice una persona que puede escribir este artículo con total fluidez en inglés pero como observarás en este Blog no se usan pedanterías de este tipo, se hace un intento de ser didáctico.

Al grano, para una empresa hay dos formas fundamentales de ir a la Nube:

  • Llevando sus servidores al Cloud.

  • Contratando servicios en Cloud para ciertas tareas o necesidades.

Llevar los servidores a la Nube

En esto existe una gran oferta. La necesidad de llevar los servidores a la Nube surge cuando se tiene software específico desarrollado exclusivamente para la empresa. Se trata de eliminar los cacharros locales (servidores) y de colocar estos en Cloud. Algo bastante ventajoso ya que de un solo golpe eliminas muchos costes de mantenimiento, seguridad, actualizaciones, etc.

Hoy en día, podemos decir que la empresa que no tenga en la primera línea de su plan para el departamento de informática la migración a la Nube sus servidores está en riesgo de:

  • Poner en peligro sus datos y los de su clientes y por tanto la continuidad de la propia empresa.
  • Quedar obsoletos.
  • Cumplir leyes de protección de datos. En el 80% de los casos las instalaciones propias no lo cumplen.
  • No poder modular sus necesidades informáticas en cuanto a recursos y picos en necesidades de computación. La nube es flexible y se adapta a tu empresa según sus necesidades.
  • Asumir un mantenimiento y unas labores de seguridad que les vienen muy largas a sus informáticos (Recordemos los últimos incidentes).

Usar servicios ya existentes en la Nube

Las empresas pueden buscar y contratar servicios “llave en mano”. No necesitan saber nada de informática porque son servicios completos que se ofertan desde la web. En la mayoría de los casos las empresas pueden trasladar su software a la Nube y dejar sus servidores locales para jugar al solitario o apagarlos.

Afortunadamente aparecen cada día más servicios de este tipo a pesar de competir con las empresas USA que no cumplen las normativas. Hace un año publicamos un artículo de proveedores de este tipo de servicios españoles: Lista de Soluciones Cloud Computing Españolas para Pymes

Lo que encuentras cuando buscas “Cloud” o “Nube” en Google

Como ya hemos explicado, la mayoría de los resultados que te muestra el buscador son proveedores de Cloud para servidores. Se trata de trasladar los cacharros de la oficina a un proveedor. Si ahora tienes un establo con dos vacas , lo cierras y te llevas las vacas a un establo más grande dónde las alimentarán,  las cuidarán y las atenderán. Digamos que la oferta de establos es muy amplia y en general de calidad.

En los servicios Cloud ya existentes no se trata de vacas, son para los que al final recapacitan y llegan a la conclusión de que lo que quieren es leche. ¿Si solo quieres leche para que comprar una vaca? Esos son los servicios que se ocultan tras la maraña de resultados que te ofrecen los buscadores. Nuestro servicio es uno de ellos y permite a las empresas prescindir de sus servidores dedicados a la gestión documental, es decir almacenamiento y gestión de archivos en la empresa.

Existen además proveedores Avanzados como Oracle, Azure o IBM Blue Mix dónde además de cuidar de la “vaca” proporcionan multitud de servicios agregados. Unos servicios orientados a la programación de nuevas funcionalidades que nunca estarán disponibles para las empresas que tienen los servidores en casa.

2 comentarios en “El Cloud Computing no es tan complicado. Dos formas de ir al Cloud.

  1. La verdad es que cuando quise entender en qué consistía la nube, me costó algo de tiempo. Pero al descargar vuestra aplicación, no me hizo falta investigar más. Es muy sencilla de utilizar y al momento entiendes el concepto.
    Dataprius es una comodidad ya necesaria en la empresa y su día a día.
    Saludos y enhorabuena por las recientes mejoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *