El avance de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial (IA) lleva muchos años con nosotros aunque parezca que ahora está más de moda. En el pasado tenía sus limitaciones sobre todo de capacidad de cómputo. El aumento de potencia y velocidad de los nuevos superordenadores abre una puerta más al obstáculo de desarrollo de la IA. La Nube es otra puerta que da alas a esta tecnología, permitiendo distribuir el “pensamiento” de un ordenador.

Breve descripción de lo que es la Inteligencia Artificial (IA).

Son básicamente sistemas informáticos  diseñados a partir de una base de conocimiento muy extensa que instruyen al sistema de qué acciones debe tomar a partir de cierto estímulo.

Un OCR, un reconocedor de caracteres es eso muy básico. Se le enseña primero que es la letra “A” y matemáticamente, basándose en los pixeles que pintan esa A puede deducir que “eso” que está analizando se parece más a una “A” que a cualquier otra letra. Hay que enseñarle qué es una “A” y qué no es una “A”.

El Google Maps. ¿Os habréis fijado que la gente que sale en el Street View de Google Maps tienen la cara difuminada. Eso no lo ha hecho una persona. Eso ha sido un programa de IA para reconocer caras de fotos. Lo más costoso de una Inteligencia Artificial es el aprendizaje, es decirle al algoritmo, “Esto es una cara” y “Esto no es una cara”. Miles y miles de fotos de calles, casas, terrenos campos, con humanos y no humanos han engrosado esa base de conocimiento para que el algoritmo pueda finalmente pixelar las caras. Este tiene errores. Ayer mismo vi que un grafiti con una cara pintada la había pixelado google. El algoritmo no había sabido reconocer que lo que era una imagen pintada de un humano real. Simplemente le hacía falta más aprendizaje.

Miren este ejemplo de un sistema de reconocimiento de imágenes para conducción autónoma.

Como se puede apreciar, el algoritmo de la IA del coche autónomo confunde un dibujo en la parte trasera de un coche con elementos reales, bicicletas o personas.

Optimismo o pesimismo con la Inteligencia Artificial

En el mundo va a haber estas dos opiniones. Desde Elon Musk que considera los potenciales peligros para la humanidad, o de Mark Zuckerberg que la ve como una ventaja para la condición humana. La IA es una tecnología. Como todas las tecnologías se puede usar para el bien o para el mal. Un coche lo puedes usar para transportar personas o mercancías o para atropellar gente como un loco.

¿Qué peligros plantea la Inteligencia Artificial?

La ciencia ficción ya se ha encargado de meternos el miedo imaginando rebeliones de máquinas, humanos luchando contra máquinas, hasta nuestra propia extinción. En realidad, el peligro se puede imaginar pensando que un robot, máquina, edificio, nave, vehículo, máquina de afeitar que disponga de IA, tendrá capacidades superiores en el futuro a los de los humanos.

Los hakeos. Pienso aún que el lobo es el lobo para el hombre. Y tras diseñar una máquina que disponga de IA, otro humano intente hakearlo para que haga acciones malignas será la principal amenaza.

La rebelión de las máquinas. La gente teme a lo desconocido. Y aún no se sabe y se está estudiando por qué una inteligencia artificial en un laboratorio llega a determinadas conclusiones.

Sustitución de personal y puestos de trabajo. Evidentemente cuando una máquina hace el trabajo del hombre, dicha persona ya no es necesaria. Un tractor permite arar y cultivar un campo cuando eran necesarias 200 personas antes. Esto va a ser una constante siempre en la humanidad. Los taxistas y Uber están enfrentados ahora y dan muchos titulares, pero cuando los coches autónomos sean una realidad, tanto taxistas como los conductores de Uber se van a quedar sin trabajo. Es un trabajo que está en vías de extinción. Hasta China está preocupada por la IA por la destrucción de empleos. Es algo que la humanidad va a tener que aprender a lidiar, que cada vez más máquinas realizarán tareas que antes hacíamos nosotros.

Entorno militar. Sin duda los ejércitos usarán estos sistemas.

¿Qué puede aportar la Inteligencia Artificial?

Las máquinas de por sí, tienen mucha más capacidad que los humanos en múltiples tareas. Un calculadora simple me da mil vueltas haciendo cálculos, pero reconociendo caras o el lenguaje no hay quien supere a un humano … aún. Una máquina que disponga de IA multiplicará su funcionalidad y autonomía. Decidirá por si sola gracias a su programa tareas que de otra forma un humano tiene que dictarle. Simplemente hay que verla como una herramienta más versátil.

En el momento en que las IA superan sus limitaciones y sobrepasan la capacidad humana se convierten en una herramienta. Imagínese un humano con superpoderes. Pues eso va a ser una IA. Algo que pinta mejor, que juega al ajedrez  mejor, que cuida o limpia mejor ¿Por qué no un sistema avanzado de dirección de tráfico? ¿Un robot asistente para personas ancianas o enfermas? ¿Robots que operan de corazón? ¿Casas que se limpian solas? Un sistema que analice las necesidades de agua, agricultura o biodiversidad de un ecosistema para poder tomar acciones de conservación o productividad.

Mezclémoslo todo. Robótica, biología e IA. Seremos cybords en el futuro, con partes biológicas y partes robóticas. Dicha parte artificial, con capacidad de cómputo superior que será nuestra herramienta, que usará la potencia propia y la de la nube. Tan sólo las máquinas tendrán que hablar el idioma humano y viceversa.

Medicina. ¿Por qué no usar la IA para estudio o producción de nuevos fármacos que traten enfermedades genéticas que no tienen cura? Es una era nueva llena de datos e información.

Colonización de otros planetas. Ir a Marte, a la Luna o a otros sistemas, será primero con robots, que preparen el terreno para hacerlos habitables. Las enormes distancias impiden que un humano pueda controlar el proceso de forma eficaz. Sin duda las IA que se implanten en esos robots tendrán un papel principal.

El Cloud Computing y la IA

El Cloud Computing, osea la Nube ha puesto la Inteligencia Artificial a disposición de aquellos que ya quieran probar y hacer programas con esta tecnología. Antes para realizar desarrollos en este ámbito se necesitaba tener acceso a poderosos ordenadores en departamentos de universidades o grandes empresas. Ahora los sistemas IA están en la Nube y los programadores se pueden conectar a ellos para usarlos, practicar y desarrollar aplicaciones. Nosotros mismos en Dataprius estamos ya pensando en algunas utilidades para nuestro sistema usando IBM Watson.

Conclusión:

Se va a hablar mucho de Inteligencia Artificial. Habrá que mirarla como lo que es, una nueva herramienta y que se podrá usar para muchas cosas. Eliminará puestos de trabajo pero se crearán otros diferentes.

Recuerdo en una clase en la facultad de teoría de autómatas que el profesor nos demostró matemáticamente que un algoritmo no puede crear otro algoritmo. Eso puede darle la tranquilidad a muchos que incluso con sistemas super desarrollados de IA siempre será necesario un humano para crear de la nada algo…. espero que no se equivocara en dicha demostración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *