Las empresas, los rezagados y la evolución de la industria Cloud Computing

Para el jefe de Microsoft , Satya Nadella, “La computación en la nube es una de las tecnologías más transformadoras y disruptivas de nuestra generación.”

Cuando se llega tarde a una tecnología se suele llegar tarde y mal. Hace unos días recibí una llamada de Deutsche Bank para recomendarme que me descargase su nueva aplicación, un banco de estas dimensiones se ha visto obligado a llamar a la gente para mostrar que ellos tienen aplicaciones para móviles.

En los últimos tiempos, muchos clientes de banca se han marchado de su banco y se han ido directamente a aquellos que les ofrecían aplicaciones sencillas para sus gestiones. Se ve estúpido ir a la sucursal del banco cuando puedes tenerlo todo en la palma de la mano.

El caso contrario es el de ING que hasta hace poco ni siquiera tenía sucursales. Nació como banca online, una banca en la Nube,  ya ha hecho el camino inverso con excelentes resultados, primero en la Nube y después con sucursales físicas en la calle.

Cuando todos coinciden y pronostican que una tecnología cambiará la forma de hacer las cosas hay que prestar atención. Por ignorancia o por rigidez muchos se quedan atrás. No importa mucho el tamaño de la empresa, la realidad demuestra que la poca visión de futuro afecta a grandes y pequeños. La parte positiva de esto, es que la ceguera de algunos es la oportunidad de otros. Los cambios tecnológicos propician que el pequeño de hoy sea el grande de mañana.

cloud computing presente y pasado

Hay por supuesto empresas que nacieron en la Nube, incluso cuando nadie lo llamaba Cloud Computing. Pongamos por caso Easyjet una aerolínea que solo vendía sus billetes desde su página web, seguro que el resto de compañías la veían como una rareza que proporcionaba un localizador a sus clientes para sus vuelos.

El Cloud Computing es la rama de la industria informática más potente que existe en el planeta.

La industria más potente del planeta es la tecnología informática, tomen nota mis compatriotas españoles y tengan en cuenta que no es la construcción, de hecho en pleno apogeo de la burbuja inmobiliaria en España la tecnología y el Cloud ya era de las más pujantes del mundo. Las cinco empresas más grandes de mundo son tecnológicas. En 2017 tenemos la siguiente lista:

  • Apple
  • Alphabet
  • Microsoft
  • Amazon
  • Facebook

Todas estas empresas están invirtiendo grandes cantidades de capital y esfuerzo en el Cloud Computing, sobre todo como mayoristas de servicios, se trata de servicios que otras empresas usarán a su vez para prestar servicios a sus clientes. Que los grandes de todos los sectores del mundo están haciendo ingentes esfuerzos en la Nube es un hecho.

El Cloud transforma y en esta ocasión los pequeños tienen una gran oportunidad.

El sector del Taxi se ha visto desbordado por empresas de la Nube, con los Hoteles está ocurriendo algo similar. Todos los servicios e industrias se verán  transformados tarde o temprano por la Nube.

El poder transformador es tan grande que la gente anda confusa, hablan de aplicaciones que hacen esto o lo otro pero los árboles no les dejan ver el bosque, realmente lo que subyace es la tecnología que cambia hábitos y la forma fundamental de hacer las cosas.

Lo bueno de la Nube es que coloca a los pequeños al mismo nivel que los grandes. Los servicios y aplicaciones que antes solo estaban disponibles para unos pocos, ahora lo están para todos. De hecho podemos observar como las aplicaciones más rompedoras en la actualidad no han sido concebidas por grandes empresas.

Un ejemplo claro de lo anterior es nuestro servicio de Almacenamiento y trabajo en la Nube (Dataprius). Una gestión centralizada de documentos como la nuestra, tan sólo hace una década costaba cientos de miles de euros y estaba presente tan solo en grandes empresas. Ahora gracias al Cloud las aplicaciones y los servicios están disponibles para cualquier tipo de compañía. El pago por consumo y uso es la llave para utilizar recursos cuyos costes eran antes imposibles de asumir.

imagen cloud

Pero nada de esto acaba aquí. Los productos en la Nube son tan potentes que tomarán el mercado, el cacharro físico como ordenadores y servidores será muy poco significativo en los próximos años.

Los cacharros físicos no van desde luego a desaparecer,  pero si sabemos que tendrán la mínima relevancia, aunque tengas el dinero en un banco siempre llevas algunas monedas en el bolsillo, esto ya está ocurriendo con los dispositivos de almacenamiento, casi todo está en la Nube pero siempre tendré un pendrive con archivos en algún cajón y cosas en el disco duro del ordenador.

Los productos Cloud están en pleno desarrollo, en la fase actual ya se ha demostrado que cualquier software puede ser llevado a la Nube, ahora viene la época en que la Nube proporcionará servicios imposibles de “tener en casa”. Por poner un ejemplo de lo anterior, nosotros mismos estamos ya trabajando la posibilidad de incorporar funcionalidades de Inteligencia Artificial en nuestro sistema con el uso de Watson de IBM, sería imposible tener en nuestras oficinas una copia de Watson, esto es precisamente posible por el propio Cloud Computing.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *