Telefónica y Google. Derrota disfrazada de victoria.

Shares

La incapacidad de Telefónica para comprender el Cloud ha terminado con su rendición y entrega a Google. Todos los medios publican la noticia como un éxito cuando la realidad supone una claudicación, la constatación de que han perdido sin ni siquiera intentarlo.

La capacidad de vendernos un fracaso como un éxito es propia de los políticos. Eso es lo que parece haberse convertido Telefónica, un entidad política lejos de la tecnología, la innovación y el desarrollo.

Han tenido una década para asimilar y comprender el Cloud. Según parece, un tiempo insuficiente para llegar a comprender los cambios tecnológicos que se venían produciendo. Ignorar la realidad y desconocer el mercado permite sobrevivir tan solo a unos pocos que siendo “los dueños del cable” no necesitan luchar en un mercado competitivo como el actual.

Es una actitud típica de los apoltronados en su sillón, con sus ingresos garantizados. Han tenido una década para observar lo que estaba ocurriendo, desde el principio con la apuesta por el Cloud Computing de Amazon, Google o Microsoft. Durante este tiempo las inversiones de otros seguro que han sido consideradas con desdén, resumiendo en la frase “eso del Cloud es un estupidez”.

La estupidez culmina con la más dura aceptación de la derrota, pero vendiéndolo con gran cinismo como una victoria.

Existían lo medios pero no la actitud ni la visión.

Vivimos en una época de gran competencia y dificultades, pero también de grandes oportunidades y logros.

Para los directivos de telefónica quizá fuera interesante una terapia de grupo, tomar conciencia de que el emprendimiento y la innovación son posibles. Una terapia viendo los logros de otros les podría ayudar: Les sugiero comenzar con Elon Mask y continuar con los propios orígenes de Google.

Es muy decepcionante, sobre todo cuando se sabe que Telefónica es de las pocas empresas que pueden disponer de un soporte financiero enorme para haber emprendido y construir sus propias infraestructuras Cloud.

El mundo es de los valientes. Los hay, y muchos que sin medios por lo menos pelean y terminan obteniendo resultados. Cualquiera que conozca un poco el mundo de las Startups lo sabe.

Hay cien formas de proporcionar servicios Cloud teniendo los recursos de Telefónica. Pero no se pueden ni plantear con una mentalidad viejuna como la imperante en esta empresa.

El fruto del negacionismo hacia las nuevas tendencias y medios

No considerar el Cloud, la robótica, la inteligencia artificial, etc, como una transformación digital sin precedentes que cambia las formas en que el mundo desarrollado hace las cosas, tiene como consecuencia perder el tren y ser absorbido por aquellos que hace años ya lo hacían.

La negación de telefónica llega hasta el punto de no querer ver lo que está ocurriendo en la propia Europa o China.

Al mismo tiempo que Telefónica intenta vendernos como un éxito su claudicación frente a Google, en el seno de la Unión Europea se habla de Soberanía Digital, de la necesidad de un Cloud Europeo, incluso se lanza un proyecto como Gaia-X.

Al mismo tiempo que se rinden, tenemos como China está invirtiendo y apostando muy fuerte por las plataformas Cloud y los medios digitales con el fin de tener sus propios sistemas sin depender de la empresas de California, decir que lo están consiguiendo.

Telefónica en sentido contrario a lo que hace Europa

Cualquiera puede comprobar lo que se “Cuece en Europa”. Seguro que a los señores de Telefónica les parece una estupidez igual que hace unos años eso del Cloud …

Soberanía digital Europea

A nadie se le escapa que la soberanía de las potencias, entendiendo como tal su poder político independiente sin interferencias externas, pasa, actualmente, por la tecnología y lo digital.

En definitiva, la idea que se lanzó en febrero es que Europa aspira a competir en la revolución digital, quiere ser soberana tecnológicamente manteniendo sus signos distintivos y se está armando para ello

Proyecto Gaia-X

En Telefónica, no se que entienden por Indepencia, creo que no es claudicar frente a Google, en mi humilde opinión.

La nube y los centros de datos son fundamentales para los ecosistemas digitales actuales porque permiten distribuir y hiperescalar el almacenamiento y la capacidad de cómputo de los servidores locales. Hoy no existe una alternativa europea a esos hiperescaladores estadounidenses y asiáticos, que controlan prácticamente la totalidad del mercado, haciendo a empresas y gobiernos dependientes de sus servicios.

Puede ser esto aún peor ¡Sí claro!

Un entidad pública como la Junta de Andalucía, financiada con fondos europeos que no para de promocionar productos de Google. Nota: Hemos enviado comentarios a través de Facebook y de su Blog pero nos mantienen censurados, no les gustan los comentarios que les puedan sacar de su ignorancia.

Aquí los tenemos recomendando Dropbox y Drive para el Teletrabajo.

Aquí una entrada de nuestro Blog dónde hablamos del tema: https://blog.dataprius.com/index.php/andalucia-compromiso-digital-lamentables-recomendaciones-teletrabajo/

La sumisión incondicional a Google es remar en contra de Europa. Esto a medio plazo tendrá sus consecuencias. Desde luego Telefónica no lo ha hecho con subvenciones europeas, la Junta de Andalucía sí. Meterse goles en propia puerta y de forma intencionada provocaría la expulsión de ese jugador de cualquier equipo de fútbol.

Conclusiones

Ir en contra de los intereses de Europa y con un socio más que poderoso no se puede vender como un éxito. Si tu socio además reitera en sus incumplimientos legales, no parece buena compañía:

La vorágine devoradora de Google con un negocio que conoce a la perfección con un socio entregado y perplejo ante el Cloud no puede terminar de otra forma. Lo diré claro, asistiremos a la defunción de Telefónica. ¿Les damos un par de años? La única duda que me queda es saber cual será el nuevo nombre ¿Quizá GoogleFonica?

Shares
Deja un comentario