¿Por qué demonios todos hablan de Cloud Computing?

Por todas partes se habla de la Nube y del Cloud Computing. A estas alturas, nadie que se precie de estar informado de tecnología de Internet, ya sea un individuo o una empresa puede dejar de hablar del Cloud.

Puede que no te equivoques si piensas que todo esto corresponde a una inmensa campaña de marketing en la que todos los actores económicos de Internet y de la tecnología digital están de acuerdo. Eso es cierto, esa campaña mediática existe, pero hay que considerar que la base es tan sólida que ha provocado que los detractores rectifiquen y ahora se vuelvan entusiastas del Cloud, en pocas campañas de marketing ocurre esto.Novedades en cloud computing

 

Los que  llevamos años con el tema del Cloud Computing, hemos pasado por una fase inicial en la que había que argumentar el potencial de esta tendencia, después había que explicar sus ventajas, ahora debemos aclarar como se entiende, de qué se trata realmente y hacia dónde avanza.

El término es intencionadamente ambiguo, en la actualidad el público asocia la idea de la Nube con el almacenamiento de archivos. En varias series de televisión se ha popularizado esta idea, tener un documento o archivo en la Nube y compartirlo con alguien. Esto es una simplificación extrema porque el concepto abarca mucho, pero mucho más,  que el almacenamiento de ficheros.

Almacenamiento de ficheros en la nube

Lo que realmente significa Cloud Computing

Cuando se habla de la Nube realmente nos referimos a todos aquellos procesos y datos almacenados en Internet. En definitiva son plataformas y aplicaciones que están en Internet y no dependen de tu ordenador o dispositivo con el que te conectas.

Ahora pensaras que no hay nada nuevo bajo el sol porque tu banco lleva muchos años ofreciendo una web para gestionar tu cuenta y no se decía que era Cloud Computing.

Eso es totalmente cierto, ya existían muchas aplicaciones que eran en Nube antes de que se conociesen como tal. Antes de hablar de Cloud o Nube.

La revolución actual no deja de tener sentido porque ya existieran anteriormente plataformas o aplicaciones en la Nube. La auténtica revolución es que, al contrario que antes, los recursos tecnológicos para esas plataformas o aplicaciones están ahora al alcance de cualquiera. Plataformas, sistemas o servicios que tan solo estaban al alcance de las grandes empresas ahora pueden ser contratadas por todo el mundo.

Como decía, el factor disruptivo del Cloud Computing no se justifica con las propias aplicaciones en la Nube. Esto va de ordenadores y recursos de Internet. En su tiempo el banco tuvo que ir montando grandes ordenadores o servidores que estaban en un lugar físico, conectados a la red y con las debidas condiciones de seguridad. Durante años el banco ha invertido millones en el mantenimiento de estas infraestructuras informáticas, no había otra solución que montar su propio centro de datos.

Centro de datos en la nube

La revolución del Cloud Computing consiste en que los medios están ahora disponibles bajo alquiler, ajustados a la necesidades y mediante pago por consumo. Basta con contratar los servicios de algún proveedor Cloud que los proporcione.

La disponibilidad de infraestructuras provoca la revolución de la aplicaciones en la Nube.

Todo el mundo conoce Facebook, Twitter, Airbn, Dropbox o Uber. Ninguna de estas plataformas existirían si no fuera por el Cloud Computing. En la base de la increíble expansión de estas aplicaciones hay dos factores fundamentales:

  • Sus creadores no se vieron limitados en su momento por el coste o disponibilidad de infraestructuras de Internet para su desarrollo.
  • Se extiende de forma masiva el uso de dispositivos móviles conectados a Internet.

Personalmente te diré que llevo desde el año 1998 trabajando en todo tipo de servicios de Internet, he vivido todas las etapas. Hace tan solo unos años,  suponía una gran la dificultad disponer de los recursos necesarios para desarrollar una aplicación que no fuera una página web. Era lo que ahora la gente de la Nube llamamos la época del “hierro”.

Para hacer algo más que tener una página web estática tenías que contratar un Hosting. Esto consistía en alquilar o enviar un ordenador  a una empresa de Hosting, un lugar acondicionado dónde permanecía 24 horas conectado a Internet, algunos llamaban a esto granja de servidores. Por supuesto esto no era barato, estabas sometido a la incertidumbre de todo tipo de problemas, cortes de conexión que paralizaban tu servicio, roturas de fuentes de alimentación, roturas de discos y hasta ataques hacker que hacían que tu servidor trabajase para que otros descargasen películas. Mantener un servicio funcionando era una actividad que ocupaba la mitad del tiempo de los desarrolladores, la seguridad y el mantenimiento facturaban aparte y no eran baratas.

Hoy en día tener un servidor en la Nube es cuestión de minutos, se paga por recursos y por consumo. Esos servidores son el lugar dónde están las aplicaciones.

Las empresas se pueden centrar su actividad en el desarrollo y no en el mantenimiento, pueden  confiar en que el servicio está funcionando de forma segura y continua siempre.

Trabajo seguro en la nube desde cualquier lugar

Esto ocurre en todos los niveles de las aplicaciones informáticas, las empresas se liberan del mantenimiento de infraestructuras, del almacenamiento, de bases de datos y de las aplicaciones. Ahora todo se centra en el desarrollo de su actividad contando con unos servicios externos colocados en la Nube, el resultado son aplicaciones cada vez más sofisticadas, más robustas y más seguras.

El caso Dropbox como ejemplo de Cloud Computing

Para ilustrar como el hecho de disponer de infraestructuras favorece el desarrollo de aplicaciones y plataformas vamos a poner el ejemplo de Dropbox.

Quiero dejar claro que la semilla de Dataprius existía antes, la idea no fue de ellos y de hecho hay otros precedentes en el almacenamiento en la Nube. La base y concepto son los mismos, la diferencia radica en los medios usados, el concepto de trabajo con archivos, la forma de entender la seguridad y el control de los datos en la empresa.

En principio, la infraestructura que permite el desarrollo de Dropbox son los servicios de almacenamiento Amazon. Este servicio de almacenamiento llamado Amazon S3, está orientado a programadores y les permite almacenar archivos sin limitaciones, pagando por uso y a un coste reducido. A nadie se le hubiese ocurrido desarrollar un almacenamiento en la Nube sin disponer de un servicio como este.

En la época del “hierro” la capacidad del disco duro del servidor era la capacidad que podías ofrecer a los usuarios. Piense también en el cuello de botella que supondrían las descargas y subidas de archivos sobre un servidor de hierro, el propio uso provocaría una gran lentitud cuando varios usuarios estuviesen transfiriendo archivos, hoy en día tan solo dos usuarios con fibra toman posesión de la conexión de un servidor alojado en “casa”, no hay caudal de Internet para más en este caso.

Siempre ha existido la necesidad de tener archivos almacenados en la Nube, simplemente por el hecho de que estén disponibles para que los usemos desde cualquier lugar.

La expansión de los dispositivos móviles aumenta esta necesidad porque las personas no quieren estar copiando ficheros de un lugar a otro. Todo el mundo quiere llevar sus archivos consigo. Hoy en día las personas tienen varios ordenadores y dispositivos, no es tan raro alguien que use: el ordenador de la oficina, el de casa, el portátil y el teléfono móvil. Las personas quieren tener sus fotos guardadas en un lugar y no perderlas si cambian de teléfono, se lo roban o se les rompe.

Las empresas necesitan un lugar de confianza dónde guardar los documentos, ponerlos en todo momento a disposición de sus empleados, no depender de su localización física y atender a la demanda de acceso a los archivos de sus clientes.

Uniendo la necesidad existente y la posibilidad de un almacenamiento ilimitado surge la idea del almacenamiento en la Nube como servicio. Se desarrollan servicios novedosos como lo es Dropbox o el propio Dataprius. Con grandes diferencias, la idea básica es similar.

Almacenamiento en la Nube como servicio

El desarrollador de Dropbox en sus inicios ve la oportunidad de crear un nuevo servicio de Cloud Computing, llegado un momento hay un servicio de Amazon que le permite que sea viable.

Personalmente y por muchas razones no me gusta Amazon pero es evidente que fueron pioneros en el tema del Cloud Computing. Hoy en día es un gigante del sector. Su principal negocio es la Nube y el comercio electrónico.

Todos los demás grandes de la informática a nivel mundial se han visto arrastrados hacia la Nube cuando comprobaron que existía un gran demanda y además se estaba creando una nueva industria. Se trata de la industria de los servicios y aplicaciones Cloud basadas en los recursos que ofrecen los grandes proveedores. Las cinco empresas más grandes y ricas del mundo se dedican a esto.

Que es Cloud Computing en nuestros días.

Pues son todas aquellas aplicaciones o servicios que están disponibles en Internet y que no dependen de la instalación de infraestructuras locales.

Si quieres almacenar archivos no necesitas comprar un disco duro ni un servidor en la empresa, los puedes guardar en la Nube, no solo guardarlos trabajar con ellos, puedes usar Dataprius. Si necesitas tener una página web que actualizas constantemente lo haces directamente en la Nube con tu WordPress. Si necesitas un programa para crear facturas te registras en Quipu. Si quieres alquilar tu vivienda lo haces con Airbn u otro similar.  Si quieres quitar los servidores de la empresa los puedes colocar en Cloud digamos en Gigas, en Azure o en IBM.

El Cloud son todas aquellas aplicaciones o servicios que están disponibles en minutos en Internet, todos esos programas cuyos datos residen en el servicio que te los proporciona, no se guarda nada en tu ordenador o dispositivo.

Como dice un buen amigo, la Nube son aquellos programas que me permiten prender fuego mi ordenador, pedir prestado un portátil y seguir trabajando en minutos.

¿Al final sabemos  por qué demonios se habla tanto del Cloud Computing?

Sinceramente, se habla tanto porque los grandes de la informática del mundo están muy interesados, no es un mercado en el que hay que estar, ¡es el mercado!

El mercado del cloud computing

El Cloud Computing ha removido los cimientos de sus desarrollos, productos y forma de vender software. El cambio está dejando fuera de juego a aquellos que no se incorporaron en su tiempo, el mundo de las aplicaciones y del software ha cambiado para siempre.

Seguidamente decir que el Cloud Computing es un nuevo mercado y una nueva industria. Insisto en que el cambio es radical y lo que está por venir más radical aún. Aunque ahora estén de moda, los discos de vinilo dieron paso a las descargas de la música cambiando el mercado radicalmente. Eso mismo pasa con el software y con el hardware, las aplicaciones no se compran en cajas de CD’s,  se descargan y se usan, no es necesario “el hierro”, esos servidores o discos que antes se compraban y se conectaban a la red.

Hoy en día se hace cosas imposibles tan solo hace un par de años. El Cloud puede ofrecer capacidad de computación infinita pagando por consumo y por recursos, eso lo hacen por ejemplo nuestros clientes de Som Biotech, una empresa de bio-tecnología que usa servidores en la Nube de cientos de procesadores para realizar complejos cálculos de química. Imagina si hubiesen tenido que comprar un “hierro” para esto (un servidor).

Ahora los avances vienen de los nuevos servicios que se incorporan a los ya existentes. Ya no bastará con almacenar archivos, por ejemplo, ahora se querrán aplicar análisis de inteligencia artificial a dichos archivos porque existe un sistema en Cloud que lo hace como IBM Watson, sistemas de autoclasificación, seguridad pro-activa, gestión automática,  se van a querer aplicar un montón de procesos sobre los sistemas que ya están en la Nube, tantos como vayan apareciendo en el mercado y a disposición de los desarrolladores.

Hablaremos de todas estas innovaciones en otro artículo.

¿Entonces, está justificado el bombardeo mediático sobre el Cloud Computing? Envíanos un comentario.

Como se almacena un archivo en la Nube explicado de forma sencilla.

La Nube y los reparos para su adopción en la empresa

2 comentarios en “¿Por qué demonios todos hablan de Cloud Computing?

  1. Hola, estoy de acuerdo con lo que se expone. Agregar que las grandes revoluciones de nuestro tiempo son: La robótica, la Inteligencia Artificial y el Cloud Computing.
    Todos los sectores laborales se verán afectados, no solo los industriales, aquellos sectores creativos o de ingeniería también. La realidad ya está en la calle, los despachos de arquitectura a nivel mundial no cierran nunca, no se pone el sol, gracias a la Nube cuando es de noche en Madrid se empieza a trabajar en Nueva York con los archivos que están siendo usados. Otro ejemplo, los diseñadores de coches trabajan en la Nube y están en distintas partes del mundo, el resultado es que ya sacan un modelo nuevo cada poco tiempo. ¿Y la impresión 3D? Pues también tiene que ver con el Cloud Computing porque los modelos están en Cloud, los descargas y los imprimes.
    Saludos.

    1. Muy buenas aportaciones que dan pie a otro artículo sobre el uso desconocido del Cloud Computing.
      Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *