¿Por qué todas las empresas se están pasando a la Nube?

La adopción de la Nube en las empresas en España crece a un ritmo del 30% anual.  Los datos  no concuerdan con las previsiones iniciales que algunos situaban en el 60% pero hay considerar que un ritmo del 30% es muy alto.

Existen enormes diferencias entre diferentes países de la Unión Europea, por ejemplo Finlandia ya se situaba al 66% a finales del 2017. Para consultar estos datos tenemos la web de EuroStat.

Por otro lado tenemos países como Estados Unidos o Japón dónde el 100% de las empresas usan el Cloud.

Pensando frente a servidores de la empresa

La Nube no puede ir tan rápido como otras tecnologías.

La penetración de la Nube no se pude comparar con otros crecimientos tecnológicos como la telefonía móvil o las redes sociales. Sencillamente, no es así porque las empresas no pueden cambiar de la noche a la mañana. De este condicionante puede proceder el fallo de las previsiones. Hay que interpretar que muchas empresas pueden estar ansiosas por pasarse a la Nube pero la transición tiene sus problemas.

¿Qué motivaciones íntimas hay para ir la Nube? En el círculo privado de los que toman las decisiones.

En esta ocasión no vamos a relatar la lista de ventajas que aporta la Nube a la empresa. Puede leerse este artículo dónde se explica: Decálogo de ventajas de la Nube en la empresa.

Vayamos a nivel más privado, conversar con cientos de responsables de empresa me ha permitido forjarme un idea de lo que piensan de puertas adentro.

Independizarse del poder absoluto del informático de la empresa.

Resulta muy común el caso de los informáticos que terminan convirtiéndose en señores feudales con poder en la empresa.

Seguramente muchos de ellos han trabajado cientos de horas fuera de horario de oficina y han sudado muchísimo para que la empresa tenga las infraestructuras que le permiten hoy en día el trabajo diario y la gestión de su negocio. Otra cuestión es que, por tal de proteger su parcela y su puesto de trabajo, entorpezcan la evolución del negocio y pongan trabas a mejoras e innovaciones de la actividad de la empresa.

Me lo han contado en multitud de ocasiones e incluso he llegado a verlo. La empresa está cautiva respecto al departamento de informática y en particular de su responsable.

Reunión en la empresa con discrepancias

Es un problema de mentalidad muy común. Yo he sido cocinero antes que fraile.

El informático de empresa acumula frustración por la incomprensión de sus compañeros y jefes durante mucho tiempo, esto desemboca en una especie de bloqueo que le impide reconocer cuál es su función.

Su prioridad es mantener unas máquinas y un software funcionando para el resto de los miembros de la empresa sin considerar aspectos de un orden superior. La empresa desarrolla un negocio que consiste en la venta de un producto o servicio, la informática está para servir a la empresa y no al contrario.

Muchos directivos, gerentes y hasta propietarios, observan la tecnología y son conscientes de que la Nube proporciona una externalización de los servicios informáticos para la empresa.

Lo ven como una liberación frente a las trabas que le presentan sus departamentos de informática.

Un sistema externo puede caer o fallar, nada está libre de fallos, pero es lógico el deseo de depender mejor de otra empresa que de una persona que ha tomado el control. En muchos casos, el simple hecho de mantener una operativa funcionando el 100% del tiempo sin incidencias, parece un objetivo inalcanzable.

Adaptarse o morir, ese es el futuro de los departamentos IT en las empresas. Es sólo cuestión de tiempo. Trabajo van a tener, pero si se adaptan a nuevas circunstancias y paradigmas, ayer ya era tarde para comenzar.

Eliminar costes de mantenimiento y problemas de tener equipos informáticos.

Mantener un departamento IT con instalaciones costosas y con un personal igualmente costoso no tiene sentido si se puede contratar un servicio por Internet que lo sustituye.

Cualquier directivo, de cualquier empresa que necesita una gestión informática se plantea este problema. Otra cosa es que se comente de forma abierta.

Los hay que realmente odian esa habitación con aire acondicionado y con armarios rack llenos de servidores. Intuyen la Nube como una liberación.

Ilustración hombre de negocios señalando cloud

Al final, las instalaciones locales se ven como una vunerabilidad costosa que puede detener el trabajo en la empresa o llevarla al desastre.

Produce pánico que haya un corte en la red, que haya un corte en el suministro eléctrico, que un disco se rompa, que un servidor se rompa, que se sufra un ataque por virus o por hackers, que no se esté cumpliendo con la ley de protección de datos, que haya un robo o un incendio.

Lo peor,  es saber que todos los datos están allí, se depende de unas máquinas, del personal que mantiene esas máquinas y de la suerte de no sufrir un incidente.

La lógica, tarde o temprano se impone: Si solo quieres leche ¿para que comprar la vaca?

Un caso real. Indirectamente sé de un informático que lleva el mantenimiento de la base de datos de un importante hospital en mi ciudad. Su sueldo bruto ronda los 60.000€ anuales. El servidor de base de datos está en el CPD del propio hospital. La mayor parte del tiempo la dedica al mantenimiento del SQL Server, el sistema Windows que lo hospeda y las infraestructuras. Pues resulta que ese servidor se puede ya colocar en Cloud usando servicios de Microsoft Azure, de forma totalmente segura y con una disponibilidad del 100% garantizada. Ya se habrán eliminado todos los problemas referentes a la infraestructura, ahora quedaría el mantenimiento de la base de datos, pongamos dos horas al día ya que el sistema te hace copias cada 5 minutos. Por supuesto ya ni siquiera será necesario que esta persona vaya todos los días al hospital, puede hacer las gestiones remotamente. Ha perdido su trabajo, pero en cambio puede haber ganado en libertad y prestar ese servicio a otras empresas si se especializa en el mantenimiento de bases de datos en Cloud. Antes llevaba una sola base de datos ahora lleva 5 y puede trabajar desde casa, puede ampliar sus conocimientos y evolucionar hacia otros servicios complementarios.

Abrirse a nuevas alternativas que no vienen de los desarrollos internos y su rigidez.

Desde hace algún tiempo toda la innovación del software viene del Cloud Computing.

Hay innovaciones muy populares como la inteligencia artificial, la robótica, los drones o los coches autónomos. Todas estas innovaciones dependen de un software que se desarrolla en la Nube. Por ejemplo, los coches autónomos serán viables cuando se disponga plenamente de conexiones 5G. ¿Por qué? Pues porque el software del coche necesita una conexión muy potente para ejecutar su software que reside en la Nube.

No, ya nada se instalará en un ordenador y funcionará de forma independiente y sin conexión.

Pongamos un ejemplo real. Hace unos meses un cliente nos sugirió incorporar un OCR en Dataprius. En tan solo 24 horas la aplicación ya tenía OCR, luego hicimos una actualización con esta y otra novedades. Se tenía OCR  sin coste para el cliente y a disposición de todos los clientes del sistema. ¿Como? Pues el Cloud se nutre de otros servicios Cloud, usamos un servicio de conversión de imágenes a texto. Si esto se plantea en un departamento interno de una empresa tiene un gran coste económico y de tiempo, muchas empresas han comprado software OCR de instalar en sus ordenadores y los saben.

Las empresas saben bien que cualquier innovación en su gestión pasa por desarrollar un software accesible desde cualquier lugar y en dispositivos móviles, eso se llama la Nube.

Hombre de empresa pensando ideas en la Nube.

Hacer programas para ejecutarlos localmente ha quedado muy atrás. Los propios proveedores Cloud como Amazon, Google, Microsoft o IBM Bluemix ofrecen plataformas de programación directamente en la Nube. En las universidades se hacen prácticas de programación sobre estas plataformas.

La rigidez de los sistemas instalados en casa no puede detener las posibilidades y oportunidades que ofrece el mercado.

La agilidad que necesitan las empresas para probar y establecer nuevas formas de comunicación con los clientes, nuevos servicios agregados, giros en el concepto del negocio pasan por servicios o un software que está o estará en la Nube. Este es otro motivo de cambio que está en la mente de los que toman finalmente las decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *