Cloud Computing. Independencia y sostenibilidad energética.

Shares

El Cloud Computing es ya una solución de ahorro energético. Para darse cuenta, hay que considerar como su uso ha modificado las dinámicas de trabajo (teletrabajo). Pero, más allá de las consecuencias derivadas del uso del Cloud Computing en las empresas, podemos observar como en la actualidad este paradigma se encamina a convertirse en una solución sostenible, de independencia energética y neutra en carbono.

En el momento actual, la independencia energética de las infraestructuras digitales de los países es de vital importancia.

Imagen abstracta de cloud computing sostenible y verde

Cómo el Cloud Computing aporta ahorro energético en la actualidad.

Ahorrar en combustible evitando desplazamientos innecesarios a la oficina es ya una virtud bien conocida de los sistemas para empresas en la Nube.

Lo que antes era una tendencia, hoy se ha transformado en realidad.

El cambio ha sido de tal impacto social que ha modificado el mercado laboral, de tal manera que muchos profesionales ya no aceptan un trabajo sin no se dispone de flexibilidad para el teletrabajo.

Aparte del consumo en transporte, se obtienen otros efectos beneficiosos. Basta considerar, que una de las consecuencias es que también disminuye la contaminación y las congestiones de tráfico rodado en las ciudades.

Congestión de tráfico en la ciudad

En un entorno de crisis energética, los costes de desplazamientos, el mantenimiento de oficinas con iluminación, calefacción e incluso instalaciones informáticas de gran consumo se convierten en un problema aún mayor.

Si la actividad se puede desarrollarse, en todo o en parte, desde casa o de manera remota, no tiene sentido el alto consumo energético de las oficinas tradicionales, en su mayoría con ventanas de cristal que ni siquiera se pueden abrir en verano.

Las economías del mundo dependen de las infraestructuras digitales. Esto es una obviedad. Aún siendo así, en muchas ocasiones conviene recordar que 8 de las 10 empresas más valiosas del mundo son compañías tecnológicas

El mundo es digital y las infraestructuras digitales son parte de las economías de los países avanzados. Si estas infraestructuras son independientes energéticamente, al menos una parte de la economía no se verá afectada por guerras, cortes de suministro o elevados precios.

La forma en que el Cloud Computing aporta un solución sostenible y de independencia energética

Como todo el mundo sabe, cuando usas la Nube la actividad del sistema se lleva acabo en algún Centro de Datos (Datacenter) de algún lugar del mundo.

Puede que incluso en varios lugares, como ocurre con la red de servidores de Dataprius, localizada en varias ubicaciones de Europa.

La cuestión principal es que esos Centros de Datos concentran la actividad computacional de cientos o miles de empresas.

Esa concentración de ejecución de aplicaciones en un lugar central, es lo importante, es lo que proporciona la oportunidad misma de eficiencia y sostenibilidad.

Esos Centros de Datos pueden alimentarse de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables.

Hacia el Cloud Computing ecológico, independiente y sin huella de carbono.

Existen ya muchos proveedores que ofrecen servicios Cloud verdes (Green Cloud) o alimentados por energías renovables. Mostrar una lista completa sería motivo de otro artículo y bastante investigación por nuestra parte. Ponemos el ejemplo de Oracle porque está muy bien explicado en su web.

Conclusión

A las ventajas ya conocidas del Cloud Computing hay que añadir estas ventajas energéticas y de sostenibilidad medioambiental.

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.