Ahorro de costes con un sistema en Cloud o plataforma en la Nube.

Shares

Se pueden reducir considerablemente los costes informáticos de la empresa al migrar a un sistema en Cloud o plataforma en la nube.

El ahorro no será sólo inicial debido al ajuste de recursos y pago por consumo. Hay que considerar ese ahorro a medio y largo plazo. Al migrar a la nube, se suprimen los costes derivados de la seguridad, mantenimiento e incidencias.

Ahorro al subir a la Nube
Aumento del ahorro y la productividad de su empresa al subirse al cloud.

Además del ahorro económico, son muchas las compañías que hablan de beneficios agregados como la agilidad y eficacia en el trabajo diario, disponibilidad de la documentación desde cualquier lugar o la facilidad para compartir los documentos entre empleados o con los clientes, entre otros.

El uso de la Nube para el almacenamiento online permite ahorros de hasta el 40% en hardware y software, del 31% en costes laborales de informática y del 80% en el consumo energético de equipos, según el estudio elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI)

Esto se debe a que el mantenimiento, la seguridad y las infraestructuras necesarias, son delegadas o subcontratadas al proveedor de almacenamiento en la Nube.

Coste de oportunidad. Ser infiel está permitido y es sencillo.

Aunque llama la atención, este es un motivo fundamental que propicia la migración de muchas empresas a la Nube.

Lo saben bien las grandes empresas. Se trata de ser flexibles y no permanecer cautivos de unos recursos informáticos físicos adquiridos en cierto momento.

Se considera un ahorro estratégico. La empresa flexibiliza el cambio de sus medios informáticos. Se sabe que los sistemas físicos van a quedar obsoletos, también pueden no satisfacer las necesidades actuales o futuras.

Pensando en Cloud o la Nube

En resumen, es asumido que el Cloud también permite el cambio de sistema de una forma rápida y eficiente en cualquier momento. Si se trata de almacenamiento de datos o archivos, tan solo habrá que recuperarlos y migrar a otra plataforma en Nube que se adapte mejor a la necesidades.

Ahorro en infraestructura de servidores o dispositivos locales.

Frente al alojamiento de los archivos en los servidores o dispositivos físicos de la empresa, al contratar los servicios de una plataforma en la Nube, nos ahorraremos la compra de servidores y dispositivos. También ahorramos en los elementos de red, su instalación y puesta en marcha.

El ahorro es sustancial si consideramos el coste de los elementos de protección eléctrica y su instalación. Estos elementos suelen ser necesarios para prevención de posibles cortes en el suministro eléctrico o subidas de tensión que pueden provocar graves fallos en los sistemas. Dar continuidad al servicio puede resultar más caro que los propios servidores o dispositivos.

Si estás pensando en comprar un disco duro externo para almacenar la documentación de la empresa, hay que tener en cuenta:

  • Una gran capacidad de almacenamiento no significa ninguna ventaja si no hay capacidad máxima de transferencia.
  • Un aparente ahorro en capacidad de almacenamiento puede seducirnos y dejaremos de pensar en otros factores muy importantes como desempeño, seguridad, gestión de la información o copias remotas.
  • Ante cualquier incidencia local, sistema eléctrico, roturas, robos o fallos en la empresa, los empleados y los clientes dejarán de tener acceso a la información.
  • Respecto a la seguridad ante hackeos, peligro ante ataques de tipo Ransomware, Cryptolocker y virus en general.

Con un NAS, el servidor de archivos sigue estando en las dependencias de la empresa, conectado a la red local (LAN) permitiendo el acceso remoto a través de Internet.

La calidad del almacenamiento en la Nube también determina el grado de protección ante roturas y hackeos.

Los buenos sistemas están replicados y ni siquiera notarás si algo se rompe porque al instante entra en funcionamiento una copia automática. Esto se llama redundancia.

Datacenter. El lugar donde reside la Nube.
Datacenter. El lugar dónde reside la Nube.

Respecto a la seguridad, en la nube los ataques son constantes, pero si la empresa proveedora ofrece calidad, almacenará en condiciones de seguridad excepcionales, muy similares o iguales a las que utilizan los bancos.

Un almacenamiento en la Nube puede ser seguro y fiable como el de un banco

En los sistemas o plataformas en la nube, hay personal de seguridad trabajando 24 horas al día, 365 días al año. El propio hardware va dotado de medidas de protección.

Ahorro en mantenimiento.

A los costes mencionados en el apartado anterior, habría que añadir el coste del mantenimiento y de las incidencias que puedan surgir durante la vida de los servidores o dispositivos de la empresa.

Ahorro de mantenimiento

Todo esto también supone un ahorro al migrar a la nube ya que como decíamos al inicio, estas funciones ya no correrán de tu parte. Cuando toque mantenimiento del sistema, simplemente éste se actualizará y tú no tendrás que hacer, ni pagar nada.

Ahorro en tiempo.

Como todos sabemos tiempo es dinero.

Al migrar tu empresa al cloud, podrás decir adiós a tener que andar buscando archivos y documentos desperdigados en diferentes lugares. La Nube es el lugar central dónde reside la información.

Cuando la información está disponible y actualizada aumenta la productividad. El almacenamiento en la Nube o Cloud proporciona un entorno colaborativo tanto para los individuos como a las empresas.

Ahorro de esfuerzo y dinero en cumplimiento de normativa vigente de protección de datos.

Otro de los beneficios que vas a obtener si empiezas a utilizar un buen sistema en la Nube adecuado a tu negocio, es el cumplimiento de la normativa europea vigente de protección de datos.

Muchas personas ignoran que cuando suben datos a Dropbox, OneDrive o Google Drive, en realidad están replicando documentos, que pueden contener datos personales y protegidos por ley, en servidores ubicados muchas veces en Estados Unidos u otros países extra-comunitarios, cuyas normativas de protección de datos no son las mismas que las que existen en Europa y España.

Invertir en un sistema europeo y seguro puede significar un gran ahorro en sanciones por incumplimiento de dicha normativa RGPD. En muchas ocasiones, lo barato o “gratuito” puede salir muy caro cuando hablamos de información sensible.

Otros Beneficios de migrar a un sistema en cloud o plataforma en la nube.

Con una aplicación de almacenamiento y trabajo en la Nube, la documentación de tu empresa estará siempre segura y disponible en cualquier momento y lugar.

Al utilizar un sistema empresarial o business en la nube, vas a poder estructurar los archivos con los que trabajas de una forma mucho más profesional, aportando eficacia operativa desde el primer momento, tanto a empleados como a clientes.

La documentación queda centralizada en un único lugar al que los usuarios accedan con sus claves, sin sincronizar ni distribuir los archivos por distintos ordenadores. Todo mediante un sistema seguro de “permisos de acceso” para empleados y clientes.

La documentación de su empresa debe disponer de un almacenamiento redundante con backups o copias de seguridad automáticas, para mayor seguridad.

En la actualidad, al hablar de un sistema en Cloud, no nos referimos al mero hecho del almacenamiento en la nube. Un entorno de trabajo en cloud es mucho más que almacenar ficheros. Los sistemas proporcionan herramientas de gestión y utilidades que van mucho más allá del simple almacenamiento.

Shares

Deja un comentario